Compartir
(Fuente Deportes Cuatro

Formado en las categorías inferiores del Atlético de Madrid en las que pasó 14 años, consiguió debutar con el primer equipo en Mayo de 2010 con la mala fortuna de sufrir una lesión al romperse el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, lo que le obligó a pasar 6 meses fuera de los terrenos de juego y acabar jugando en el filial.

A partir del verano de 2011 la historia se ha repetido: pretemporada rojiblanca y cesión, a la 2ª división, Real Murcia, Huesca, Deportivo de la Coruña y Zaragoza, equipo en el que alcanzó un récord personal (22 goles en 40 partidos) aunque solo fue una muestra de lo que sucedería en Ipurúa, donde ha explotado definitivamente.

Esta última temporada en el Eibar ha sido su quinta cesión, y la línea ha sido progesivamente en ascenso, además es su última oportunidad con el Atlético, ya que es el último año que tiene firmado con el club.

El delantero madrileño se incorporó a los entrenamientos el día 7, a la espera de que se solucione su futuro, y consigo trae sus números: en los últimos 2 años ha conseguido empujar el esférico en más de 40 ocasiones, manteniéndose como máximo goleador español junto a Rubén Castro y Aduriz, con su juego por alto con 1,91, muchas llegadas y destacando por su capacidad de ver muy bien las jugadas en sus desmarques, preparado para cualquier rechace.

Lo dicho, lo tiene todo: altura, instinto, desborde, efectividad, proyección, capacidad para asociarse y tiene al Atleti en vena. ¿Qué mejor que contar con alguien de la casa? Se ha ganado una oportunidad en la primera plantilla.

Durante todo ese años se han interesado por él: Betis, Eibar (que debería volver a conseguir su cesión), Celta y Valencia, del que en las últimas horas se ha dicho que habría rechazado su oferta; además también ha sido tentado por la Premier y la Bundesliga, y este podría ser el plan que más le gustase al club si Simeone no contara con él en sus planes, ya que no querrían venderlo a clubs que sean próximos a los objetivos marcados por el Atlético.

Su padre, en una entrevista declaraba ‘la esperanza de volver al Atleti nunca la ha perdido…la ilusión de él sigue siendo jugar en el Atlético, siempre ha sido así desde niño’.

El Cholo aún no se ha pronunciado, pero Borja merece un sí por goleador, por ser de la casa (ejemplo para todos esos niños y jóvenes de la cantera, siendo así símbolo de la afición colchonera como Torres, Gabi o Koke), y en revancha a esa lesión que frenó su progresión en el Manzanares.

Comments

comments

Deja un comentario