Compartir
(Fuente | Atlético de Madrid - Alberto Molina)

El Vicente Calderón acogerá durante esta temporada la última de su historia. A priori, si los tiempos fijados para el futuro estadio rojiblanco se cumplen y la justicia no vuelve a parar los planes urbanísticos, el estadio a orillas del Manzanares se despedirá, al igual que su antecesor, frente al Athletic Club.

El Vicente Calderón, inaugurado el 2 de octubre de 1966 en el partido Atlético – Valencia, cerrará sus puertas el próximo 21 de mayo de 2017. Tras 50 años de historia, el coliseo rojiblanco finaliza una etapa en la que el club madrileño ha cosechado la mayoría de sus títulos tanto a nivel nacional como europeo. Un total de 19 títulos que comprende 7 Copas del Rey, aunque dos fueron Copa del Generalísimo, 5 Campeonatos de Liga, 2 Europa League, 2 Supercopas de Europa y de España, y, por último, la Copa Intercontinental.

(Fuente | Atlético de Madrid - Álex Marín)
(Fuente | Atlético de Madrid – Álex Marín)

Lugar de culto, el graderío colchonero dejará paso, si los tiempos fijados para el futuro estadio rojiblanco se cumplen y la justicia no vuelve a parar los planes urbanístico, al nuevo estadio situado en el distrito de San Blas-Canillejas. A pesar del futuro, el aficionado rojiblanco afronta esta última campaña con los sentimientos a flor de piel y el lema de Simeone –“partido a partido”– más grabado a fuego que nunca. La coincidencia ha querido que, en esta campaña que va a comenzar, Atlético y Valencia repitan el duelo de inauguración del estadio rojiblanco en la misma data. El único cambio: Mestalla será testigo del choque entre ambos conjuntos.

La Liga, que dará comienzo a orillas del río madrileño, pondrá su fin el próximo 21 de mayo de 2017 ante el Athletic Club. La fecha, fijada en rojo en el calendario del Atlético de Madrid, une generaciones y reencuentra historias del pasado. Curiosamente, el 7 de mayo de 1966, durante la celebración de los cuartos de final de la Copa del Generalísimo, Atlético y Athletic Club pugnaron por un sitio en las semifinales coperas. La ida, disputada en aquella fecha, dejó la victoria (1-0) en el Metropolitano con el solitario gol de Cardona. No fue suficiente para certificar el pase a las semifinales en Bilbao. Así, con la última victoria y después de haber conseguido la quinta liga para el club atlético, el antecesor al Vicente Calderón cerraba sus puertas. El destino, azaroso en ocasiones, verá como ‘papá’ despide a su ‘hijo’ de su actual casa para, meses después, mudarse a la Peineta 51 años después de la inauguración del Estadio del Manzanares.

Comments

comments

Deja un comentario