Compartir
Portugal venció por dos a cero a Argentina. (Fuente | @Argentina)

El equipo olímpico argentino cae ante Portugal por dos goles a cero. Los goles lusos llegaron a cargo de Paciéncia y Pité. El jugador rojiblanco, Ángel Correa, al igual que el combinado albiceleste, estuvo desconectado del encuentro. Giovanni Simeone sustituyó al jugador del Atlético a falta de 12 minutos para el final.

Estreno amargo para Ángel Correa. Argentina, dos veces campeona olímpica, cedió ante Portugal por dos goles a cero. La derrota inaugural de los albicelestes, tras 20 años sin ceder en unos Juegos Olímpicos, obliga a los de Julio Olarticoechea a vencer en sus dos próximos compromisos ante Honduras y Argelia. La falta de creación en la sala de máquinas argentina y la debilidad en defensa penalizaron a un equipo que tuvo más corazón que cabeza.

El debut de Correa como olímpico comienza de la peor de las maneras. El jugador atlético, una de las estrellas del plantel argentino de cara a estos Juegos Olímpicos, rindió a un nivel no habitual en él. Titular junto a Calleri, el ‘10’ albiceleste pecó de protagonista. El individualismo del jugador de Rosario privó en varias ocasiones a su equipo de crear peligro en la meta portuguesa. Alrededor del minuto 78, Correa fue sustituido por Giovanni Simeone, hijo del técnico rojiblanco. El delantero albiceleste no tuvo muchas oportunidades de anotar. Lo más destacado, una chilena en el área pequeña que la defensa portuguesa despejó bajo palos.

La primera parte, dominada por Portugal, permitió ver cierto nerviosismo en ambos conjuntos, aunque más acuciado en Argentina. A pesar de disponer de ocasiones, ambas escuadras estuvieron faltos de puntería en los primeros 45 minutos. La segunda parte comenzó con mayor intensidad en el lado argentino. Calleri, el más activo en Argentina, estrelló una vaselina en el travesaño luso al poco de iniciarse el segundo tiempo. A falta de 20 minutos, un zurdazo de Paciéncia adelantó a Portugal en el marcador. La puntilla llegó con el lanzamiento lejano de Pité y segundo gol portugués. El esférico realizó algunos extraños hasta colarse entre las piernas de Rulli.

Comments

comments

Deja un comentario