Compartir
(Fuente | La Gradona)

Un equipo completo, sólido y tácticamente inmaculado. Esa carta de presentación avala al PSV Eindhoven de Phillip Cocu, un hombre que adquirió conocimientos de Louis Van Gaal y los explotó en una mezcla de juventud y experiencia, que en Holanda suele ser sinónimo de éxito.

Lo que le espera al Atlético de Madrid en su primer compromiso europeo es equilibrio y solidaridad defensiva, algo que no pillará por sorpresa a Simeone. La seña de identidad del club holandés es sin duda la seguridad, tanto en defensa como en ataque. Si bien es cierto que en los octavos de final del año pasado el PSV se encerró descaradamente atrás, lo que se espera en este primer partido será, a priori, diferente.

Especular con el resultado en una eliminatoria puede funcionar, y de hecho, a Phillip Cocu le estuvo a punto de salir la jugada redonda. Pero en fase de grupos, un empate no lleva a nada más, y el PSV no se puede permitir el lujo de jugar en casa para sumar un punto. Por eso, habrá ciertos matices, sobretodo ofensivos, respecto al año pasado.

ORGANIZACIÓN OFENSIVA

La creatividad del PSV reside casi en su totalidad en las botas de Andrés Guardado. El resto del equipo, por norma general, no compromete la posesión a la hora de jugar. Cuidar los pases y no arriesgar. Además, la marcha de Van Ginkel al Chelsea merma la capacidad de elaboración en la medular, que queda reducida al mexicano y a Davy Pröpper, ya que su otra alternativa en el mediocentro, Jorrit Hendrix, es de un corte más destructor.

La calidad la pondrá Adam Maher. El ex-jugador del Twente destila clase pero su incapacidad de mantener una continuidad en el juego puede relevarlo al banquillo ante el Atleti.

La delantera la protagonizará Luuk De Jong, el máximo artillero del conjunto holandés la pasada campaña. Un “9” tosco en apariencia, de fijación de centrales y juego de espaldas, pero que se desenvuelve bien en el área. En el juego aéreo está su mejor baza, aunque suele propiciar segundas jugadas en beneficio de jugadores como Gastón Pereiro, Locadia o el anteriormente mencionado Pröpper, quien tiene un gran disparo exterior.

TRABAJO TÁCTICO

La libreta de Van Gaal caló hondo en Phillip Cocu, y queda demostrado en el énfasis que mantiene en un bloque compacto, trabajado en equilibrio.

El Atleti se va a encontrar con su némesis, un equipo cerrado, que no se abre y que no cede espacios. Una defensa que comienza en el propio De Jong, quien baja hasta campo propio a achicar huecos, seguida por una línea de 4, donde el pivote defensivo se convierte en tercer central y obliga a los extremos a actuar de interiores. El punto débil en este apartado, lógicamente es la calidad. La zaga holandesa no es rápida ni contundente, y permitirá algún fallo si el Atleti aprieta. La capacidad de desborde del ataque atlético, eso sí, se verá en contadas ocasiones, y al contrario que el año pasado, esta vez deberán culminar en goles.

JUGADAS A BALÓN PARADO

Aquí reside la mayor amenaza del cuadro de Eindhoven. La potencia en el salto de jugadores como De Jong, Héctor Moreno, Locadia, Pereiro o Isimat-Mirin harán de cada falta lateral o córner una ocasión clara de gol. Aunque Cocu no se haya prodigado en las jugadas ensayadas, es posible que los movimientos de sus jugadores en este aspecto estén milimétricamente trabajados.

SEGURIDAD EN PORTERÍA

Jeroen Zoet está llamado a ser uno de los grandes porteros de Holanda en los próximos años. Sus actuaciones en la Champions League 2015/16 dieron muchos puntos a su equipo, quien acabó superando su grupo por delante de Manchester United y CSKA de Moscú.

En los octavos salvó sin grandes dificultades todo el trabajo que le llegó ante el Atlético, e incluso en la tanda de penaltis consiguió adivinar prácticamente todos los lanzamientos rojiblancos, aunque éstos fueron impecables.

Tranquilo en la salida, en balones aéreos será difícil verlo en un renuncio. Por abajo cubre espacios y en el uno contra uno sabe resolver. El Atleti deberá explotar los disparos a media altura y distancia, donde suele costarle más al meta de Veendam.

Todo parece indicar que al Atleti le espera un muro defensivo que, a diferencia de la temporada pasada, buscará la victoria con mayor efusividad. Será ahí donde el equipo de Simeone tenga su mayor baza, ya que ante el Celta demostró una arrolladora superioridad cuando el rival no se encierra constantemente en el área. Toda la previa, aquí.

 

 

Comments

comments

1 Comentario

Deja un comentario