Compartir
Fuente: Atlético de Madrid

Hay cosas que no van a cambiar. Por muy difícil que sea apartar un rato, aquello que no podrás apartar nunca, el Atleti sigue yendo a la guerra en cada partido, y en la Champions más. A cabezones no nos van a ganar. Tenemos más ganas que nunca. Aquí seguimos.

El partido comenzó con un ritmo altísimo. Salió convincente el Atleti de Simeone, protagonistas, excelentes combinaciones, destacando Gaitán, dejando entrever el fútbol que habita en él, con excelentes pases profundos entre líneas.

Reaccionó el PSV. Han mantenido el bloque de la temporada pasada. Qué no os engañen. Son un equipo muy competitivo, y aquí le costará ganar a cualquier equipo. En el minuto 4, tras ese gran arranque del Atleti que acabamos de comentar, el PSV marcaba gol, pero el tanto sería anulado, de forma dudosa, por supuesta falta a Filipe en la disputa aérea.

Volvió a hacerse el Atleti con las riendas del partido. En el 1-4-3-3 por el que apostó Simeone, se ganó el medio, con Saúl, un Koke mostrando liderazgo, y un gran entendimiento en 3/4 entre Gaitán-Griezmann. Las bandas, más que nunca, para Juanfran y Filipe, muy protagonistas en las jugadas ofensivas del primer acto.

Tras varias combinaciones peligrosas, a las que sólo le faltó una mayor precisión en el último envío o disparo, llegó el gol de Saúl. En el minuto 42, tras varios rechaces en el área, el canterano se inventó un remate fantástico con la zurda, el cuál fue imparable para un gran portero como el holandés Zoet.

Y cuando todos intuíamos la llegada al descanso sin más sobresaltos, Giménez, inmenso todo el partido, ganó un uno contra uno al peligrosísimo Narsingh, pero el árbitro decretó un penalti totalmente inexistente. 

Don Jan Oblak. El mejor portero del mundo. Él ya es del Atleti. El tampoco deja de creer. Guardado lanzó bien la pena máxima, pero la reacción del esloveno fue magnífica. 

Salió bien el Atleti tras la reanudación. Pero al igual que en el primer tiempo, pronto igualó las situaciones el PSV. Simeone decidió asegurar el medio-campo con la presencia de Tiago en detrimento de Gaitán, y el Atleti recuperó la pelota, consiguió enlazar buenas posesiones de balón, y pudo sentenciar en alguna jugada de ataque excelente, pero Gameiro, magnífico en el juego combinativo, estuvo errático en la definición. Denle tiempo, va a ser un excelente goleador, y su conexión con Griezmann apunta a ser maravillosa.

No sentenció el Atleti, y el PSV creció. Carrasco y Torres no estuvieron acertados en su papel de revulsivos. El PSV, que no podía hilvanar jugadas ante el excelente papel defensivo de los de Simeone, buscó el juego directo con la boya De Jong, creando alguna situación de peligro, a la que respondió a la perfección el Atleti, antes y después de la lesión de Tiago, que tuvo que jugar los últimos cinco minutos de partido en estático, sin poder desplazarse.

Buen primer tiempo en lo ofensivo, y exhibición defensiva en el segundo acto, con un esfuerzo colectivo emocionante, en el cuál tengo que destacar a dos jugadores: Griezmann, por correr como si tuviera que demostrarlo todo, siendo ya top 5 mundial, y Giménez, otro atlético que nunca ha dejado de creer, y que volvió a brillar como todos sabemos que puede hacerlo.

Debut con victoria importantísima. Dos mensajes:

Bayern, prepárate; no sabemos lo que pasará, pero volveremos a esforzarnos como nunca antes lo habíais visto.

Champions, cabrona, aquí seguimos. Otra vez. Esto es el Atleti.

FICHA DEL ENCUENTRO:

PSV 0-1 ATLÉTICO DE MADRID (Saúl, min 42)

Árbitro: Martin Atkinson.

XI inicial PSV: Zoet, Brenet, Schwaab (Gastón Pereiro, min 79), Isimat-Mirii, Héctor Moreno, Willems; Propper, Hendrix (Ramselaar, min 66), Guardado; Narsingh (Bergwijn, min 79), De Jong.

XI inicial ATLETI: Oblak, Juanfran, Giménez, Godín, Filipe; Gabi, Koke, Saúl (Torres, min 77); Gaitán (Tiago, min 60), Griezmann, Gameiro (Yannick, min 65).

Comments

comments

Deja un comentario