Compartir

Vapuleados. Tercera derrota consecutiva como visitantes. Las casualidades no existen en el fútbol. Esta música nos suena a la temporada pasada, y a nadie le gustó. Tiempo de autocrítica.

El Getafe B triplicó la intensidad del filial rojiblanco. En fútbol, y más en el Atleti, ese aspecto es el único en el que no está permitido perder. Era cuestión de tiempo que los azulones se adelantaran en el marcador.

En el minuto 18, Arcas remató un sensacional centro de David Barca, el mejor jugador del partido, superando a Bernabé. 1-0 merecido. Como viene siendo habitual en los encuentros como visitantes, no hubo ni amago de reacción tras encajar el primer tanto. Dominaba el Getafe, y 10 minutos después, Calderón asistía a Barca con un fantástico pase, y este definiría con clase, la que le aúpa a ser, de momento, uno de los goleadores de la liga.

Tras la reanudación, mismas sensaciones. El Getafe B se gustaba, ponía las ganas, el fútbol, la verticalidad, ganaba todos los duelos. Y los de Óscar Fernández contemplaban, pensando en evitar más goles en contra. No hubo reacción, ni con los cambios, ni con alguna ocasión puntual de Zaka, único jugador de los 13 que vistió la rojiblanca, con cierta capacidad de rebeldía ante la situación.

En el 75′, tras una jugada maravillosa, el Getafe B redondeaba el marcador.

Un 3-0 merecido, contundente, y que debe, sin duda, encender las alarmas en el vestuario de Óscar Fernández.

Así no, Atleti B.

FICHA DEL ENCUENTRO:

  • Partido: GETAFE B 3-0 ATLETI B.
  • Árbitro: García Padilla.
  • Alineaciones:
    • Getafe B: Carlos Mena; Miguel Ángel, Tanis (Pelón, 80′), Jesús, Toboso, Del Pozo (Mena, 60′), Calderón, Dani, Arcas, Barca y Miranda (Vargas, 83′).
    • Atlético de Madrid B: Bernabé; Rafa, Sergi, Montoro, Tachi, Cristian Rodríguez (Rentero, 61′), Arona (Juan Moreno, 71′), Olabe, Zaka, Robert (Nico, 61′) y Rubén.

Comments

comments

Deja un comentario