Compartir
Imagen: http://clubatleticodemadrid.com/

El máximo mando del fútbol mundial, la FIFA, no ha permitido al conjunto rojiblanco acudir al mercado de fichajes para reforzarse tras la lesión del jugador argentino. Basándose en el artículo 6.1 la organización que maneja los hilos en el mundo del fútbol hace leña del árbol caído rojiblanco tras la sanción sin fichar durante dos ventanas de fichajes.

A pesar del papel secundario del ‘cinco’ argentino desde su llegada, su ausencia se antoja fundamental para el Cholo a largo plazo. Con su baja, la plantilla del atlético se queda solo con tres jugadores (Gabi,Koke y Tiago) para dos puestos. El plan B reside en Saúl Ñíguez. Si acontece algún otro contratiempo, el ilicitano deberá adaptarse a jugar en el doble pivote, situación en la que ya ha disputado algún minuto a lo largo de este curso.

El otro gran clavo ardiendo al que se podría agarrar la afición rojiblanca se llama Thomas Partey. El ghanés no está siendo de la partida de Simeone en lo que llevamos de temporada, condenado al ostracismo en gran parte de las convocatorias. A pesar de su indiscutible capacidad física, el preparador argentino considera que el africano aún tiene mucho que aprender en clave táctica y técnica.

Aunque de momento todo marcha bien en el club rojiblanco, esta decisión deja en la línea floja a Simeone. Gabi está realizando un trabajo sensacional en el doble pivote colchonero, pero se hace difícil imaginar al centrocampista de 33 años jugando la practica totalidad de los encuentros en las tres competiciones. 

Comments

comments

Deja un comentario