Compartir

Hacienda ha tomado una nueva medida sobre las cláusulas de rescisión que figuran en los contratos de los jugadores por los cuales pagando una cifra que se acordaba, el jugador podía abonarlo para dejar su equipo y marcharse a otro.

Anteriormente la norma obligaba a que el jugado o equipo que abonaba una cláusula, tenía que pagar el IRPF de la cantidad, siento un 48% cosa que provocaba que los equipos intentaran negociar un traspaso antes que pagar la cláusula que hacía que subiera mucho la cantidad total.

Las cláusulas de rescisión quedan totalmente exentas de impuestos, solo se pagará la cifra del contrato al equipo en concreto, ni IVA ni IRPF.

¿Por qué?

Antes se consideraba la cláusula como un pago por el rendimiento del jugador y por lo tanto se pagaba el IRPF ahora se considera una indemnización al equipo que pierde el jugador y por ello queda libre de impuestos.

IVA solo en los traspasos

Antes era más rentable pagar un traspaso (más el 21% de IVA) que una cláusula (más el 48% de IRPF), casi el doble de impuestos tenías que pagar si lo hacías mediante la cláusula por ello se han dado casos como el de Griezmann.

Griezmann tenía una cláusula de 30 millones, esa misma cifra pagó el Atleti pero acordó un traspaso con la Real Sociedad (pagó un 21% de IVA), y así no pagó el 48% de IRPF, de este modo la Real Sociedad recibió 30 millones igualmente pero el Atleti pagó 21% de impuestos y no 48%.

La cláusula se convierte en la mejor operación.

Si antes se intentaba negociar hasta el último momento para conseguir un acuerdo mediante traspaso y no tener que llegar a la cláusula provocando que en muchas ocasiones no se efectuara el traspaso, ahora la cláusula es un método rápido y “barato” de fichar. Pagas la cláusula, te ahorras negociar con el club y no tienes que pagar impuestos.

 

Comments

comments

Deja un comentario