Compartir
Fuente: EcoDiario

El Atlético de Madrid se caracteriza por ser un club que trata de manera ejemplar a todas sus leyendas. A aquellos jugadores que se han retirado y que durante su carrera en los terrenos de juego dieron todo por él y pasearon su escudo orgullosos allá por donde iban.

Próximo a ser una leyenda más de este club al que todos amamos es Fernando torres. Un hombre que dió luz a una de las peores etapas del Atlético de Madrid y que fue de los pocos, por no decir el único, que sentía lo que llevaba en la camiseta. Una grandiosa etapa del de Fuenlabrada en nuestro club pero que duela a quien le duela, ya pasó.

No engañamos a nadie si decimos que el arranque de Fernando Torres en este curso es entre pésimo y horrible. 2 goles en lo que llevamos de curso que además, simplemente ayudaron a aumentar una abultada goleada al Sporting de Gijón en el estadio Vicente Calderón.

Las críticas que recibe Fernando Torres son merecidas y, más allá de las de algunos individuos, son objetivas y justas para un jugador que no está dando el nivel que debe de dar un delantero centro del Atlético de Madrid. Parece imposible realizar una crítica al juego del 9 sin que se te echen encima diciéndote que “no eres del Atleti” o que “no mereces pisar el Calderón” simplemente por opinar del juego de un jugador. El argumento que se utiliza para rebatir esta crítica es que “cómo puedes opinar mal sobre un jugador que nos ha dado tanto”. Un argumento que a mí se me queda corto.

El jugador del Atlético tiene que aportar cada día, cada partido y Torres no lo hace. Las clases de sentimiento rojiblanco guárdenselas para ustedes porque aquí hemos mamado todos de este escudo desde pequeños y nadie nos tiene que enseñar que es ser del Atlético de Madrid porque ya lo sabemos.

Es evidente que ahora mismo Fernando Torres es más una leyenda que un jugador del Atlético de Madrid y si no se critica su juego seguirá asentado en el nivel que está dando. Si se le critica es porque se sabe que nivel puede dar, porque todos nos hemos llenado la boca desde hace tiempo diciendo lo orgullosos que nos sentimos de él y todos hemos gritado sus goles en la Premier, pero ahora lo que se merece es una crítica. Una crítica que le ayude a espabilar y que le haga volver a levantar al Calderón de sus asientos.

 

Comments

comments

Deja un comentario