Compartir
Koke conduce el balón ante el Rostov en Champions

El Atlético de Madrid es el único club que, después de cuatro jornadas, ha logrado sumar todos los puntos posibles: 12 de 12. Hasta la tercera jornada, tres equipos habían contado sus partidos por victorias (Leicester, Barça y el propio Atleti), pero el tropiezo de los culés en Manchester ante el City (3-1) y el empate sin goles del campeón de la Premier en Copenhague da más importancia aún a la victoria ‘in extremis’ del equipo ante el Rostov.

A priori, cuando salió el sorteo allá por el mes de agosto, es cierto que el Atlético partía con opciones claras de pasar a la siguiente fase, pero el nivel de los equipos parecía indicar que algún punto se podía escapar por el camino. Esas fueron las sensaciones tras conocer que los rivales serían el ‘todopoderoso’ Bayern de Múnich, el PSV que tan mal se lo hizo pasar al Atleti la temporada pasada y el correoso e intenso Rostov, campeón de la Premier rusa contra todo pronóstico.

Sin embargo, los partidos se fueron sucediendo, y cuatro partidos después el Atlético lidera el grupo, y está clasificado para octavos matemáticamente (falta saber si como primero o como segundo). Los marcadores de estos partidos, todos resueltos por la mínima, no reflejan la superioridad mostrada por el Atlético tanto en el Calderón (ante Bayern y Rostov) como lejos de la ribera del Manzanares (en Rusia y en Eindhoven).

El mismo Atleti ya logró empezar una Champions con cuatro victorias en las cuatro primeras jornadas. Fue en la temporada 2013-14, el año de Lisboa, cuando el Atlético quedó encuadrado en el grupo G. En esos cuatro partidos el Atlético recibió al Zenit en el Calderón (3-1), fue a jugar a Portugal ante el Oporto (1-2) y a Austria, para medirse al Austria de Viena (0-3). La visita de los austríacos a Madrid se saldó con un contundente 4-0.

En lo últimos años, varios equipos lograron también sumar 12 de 12 a las primeras de cambio. La temporada pasada fue el sorprendente Zenit de San Petersburgo, mientras que un año antes lo lograron el Real Madrid, el Dortmund y el Bayern de Múnich. Un año antes, además del mencionado club rojiblanco, el Bayern lo había logrado también. Manchester United (2012), Real Madrid (2011), Chelsea (2010) o nuevamente el Bayern (2010) son otros de los ejemplos más recientes.

Ahora al Atlético le quedan dos partidos, la visita del PSV y el viaje a Múnich, para tratar de sumar el pleno de puntos o, al menos, sellar el pase como primeros de grupo. Sin embargo, hay una especie de “maldición” en los últimos años, que afirma que para ser campeón hay que dejar de sumar los tres puntos en alguno de los seis partidos. Así lo confirman las estadísticas, ya que en los últimos años, ninguno de los campeones continentales hicieron pleno en la fase de grupos. El Real Madrid sumó dieciséis en sus dos conquistas, el Barça hizo quince hace dos años, y otros como Bayern, Chelsea o Inter de Milán lo lograron con trece, once o incluso nueve respectivamente. De hecho, nadie ha logrado ganar la Champions haciendo un pleno de puntos en la fase anterior. Es el nuevo reto que tienen por delante los hombres de Diego Pablo Simeone.

Comments

comments

Deja un comentario