Compartir
El canterano francés secó a Robben en el encuentro del Allianz Arena. (Fuente | Atlético de Madrid)

De entre todo lo que se puede reseñar de este partido, destaca una por encima de todas: El gran momento de Lucas Hernández y sus capacidades técnicas tanto defensivas como ofensivas.

Sustituir a un jugador como Filipe nunca es fácil. Ser el responsable de la parte defensiva en un choque contra el Bayern de Múnich no es fácil. Frenar a jugadores de la talla de Robben, Lewandowski, o Arturo Vidal no es fácil.

Mención aparte merece la forma en la que el francés secó a Robben. El jugador holandés venia de hacer un partido ejemplar contra el Mainz en Bundesliga, en el que marcó un gol y asistió a su compañero Lewandowski en el suyo Lucas supo manejar muy bien las situaciones con el jugador más desequilibrante del conjunto alemán  llegando a sacar de quicio al experimentado jugador.

Pero el canterano francés supo hacerlo y dejar claro, una vez más, que tiene una gran calidad defensiva. Ya lo demostró, por poner un ejemplo, en los cuartos de final de Champions de la pasada campaña, en el que el Atlético ganó por 2-0 al F.C Barcelona. En este partido su actuación fue para enmarcar.

Todos estos atributos han hecho que al francés lo quiera fichar media Europa.Este pasado agosto renovó hasta 2020 con el club.

 

Comments

comments

Deja un comentario