Compartir

Óscar Fernández es, en clave rojiblanca, uno de los principales exitosos protagonistas del año 2016. Técnico del fantástico Juvenil A de la temporada pasada, que además de ganar la liga de su categoría, venció en una tremenda final de Copa Del Rey al Madrid, dirije con éxito al filial rojiblanco, actual líder del grupo 7 de la Tercera Division.

Tras una etapa gris, en los resultados, y en la formación de los canteranos, Óscar está realizando un trabajo estupendo, como se puede ver, más allá de los grandes partidos que está realizando el filial, en la observación continua de Simeone, hacia el trabajo de los Caio, Keidi, Juan Moreno, Zaka, Rober…

La victoria frente al Parla (4-1), en el último compromiso liguero, supuso que el filial encadenase, por primera vez esta temporada, tres triunfos consecutivos (2-1 ante el Pinto, 2-3 vs Villaverde), permitiendo al equipo, situarse como líder en solitario, del grupo VII: “Estamos en un grupo difícil, muy complicado, sólo tengo palabras de elogio hacia los chicos. Los jugadores están dando la cara siempre, vamos paso a paso. La Tercera División es muy complicada, nos quedan muchas dificultades“.

A una jornada de finalizar la primera vuelta, este es el balance del técnico rojiblanco: “Es muy difícil afrontar estos partidos, de tanta exigencia, con gente tan joven. Estoy contento, orgulloso, feliz, y agradecido con ellos. No tengo palabras para definir el ambiente que hay en el vestuario. Dan la cara siempre, en la victoria, y en la derrota. Con estos tres últimos puntos, vamos a seguir soñando“.

Preguntado por las mejores, y las peores situaciones que le ha deparado el año recientemente terminado, esto afirmaba Óscar Fernández: “Lo mejor, ser entrenador para este equipo. Lo peor, al tener un vestuario, donde tantos jugadores se merecen jugar, dejar a gente fuera, de las alineaciones, e incluso de las convocatorias. El trabajo diario de los chavales, es excepcional. Lo mejor es ser entrenador de este equipo, me siento orgulloso de llevar dos años trabajando para esta casa“.

Sí, como bien dice Óscar, segundo año del técnico en la cantera del Atlético de Madrid, tras un inolvidable 15/16, al frente de uno de los mejores juveniles que se recuerdan últimamente. Ahora, con el filial rojiblanco, líder de su grupo, es obvio que el año ha sido inolvidable para él: “Estoy feliz por poder seguir creciendo con los chicos. Los resultados son importantes, y permiten trabajar mejor en el objetivo primordial, que es la formación. Feliz de trabajar en esta casa, con este equipo, tras darme la oportunidad de poder volver a trabajar en España“.

Como podéis apreciar, el técnico está orgulloso, de seguir dirigiendo en el filial rojiblanco, a varios integrantes del juvenil con el que consiguió el magnífico doblete: “Influye en que el trabajo haya sido más fácil de automatizar. Siempre dan la cara. Lo bonito, sería poder ver a algún integrante de este grupo, con el primer equipo. Ese sería el mayor éxito, verles jugar en el Wanda Metropolitano. Soy la cabeza visible de este equipo, pero esto es una Academia, donde el trabajo de varias personas en otras categorías, es muy importante“, concluyó el exitoso entrenador atlético.

Por un 2017 lleno de los éxitos que hasta ahora te acompañan, Óscar.

Comments

comments

Deja un comentario