Compartir
Jesús Paredes habló de la importancia de Luis Aragonés para el fútbol español y para él mismo. (Fuente | La Gradona - Alberto Hernández)

P: Buenos días Jesús, el pasado 1 de Febrero, se cumplieron 3 años del fallecimiento de Luis Aragonés. ¿Cómo han sido estos años sin una de las personas más importantes de tu vida?

R: Bueno, yo no diría que no me acuerdo de Luis porque todos los días por un detalle o un motivo siempre me viene a la cabeza. Y el otro día un amigo y médico de Luis Aragonés me comentaba “Cuanto más pasan los días más grande es Luis Aragonés” y es que se está ensalzando cada vez más su figura y eso que el marketing y la publicidad no era algo vital para él, era una persona auténtica, no tenía filtros. Y ahora es cuando está saliendo a la luz un poco más su forma de ser más íntima y se está valorando más. Como he dicho siempre, aparte de hacer 15 años de máster con él, Luis era mi amigo, y ese 1 de Febrero siempre tengo un poco de tristeza porque se le echa de menos.

P: ¿Qué momento destacarías de todas tus vivencias con él?

R: Pues el día a día, tampoco hay que alimentarse de los momentos más álgidos. Es evidente, que ganar la Eurocopa de 2008 después de estar 44 años sin ganar un título, digamos que es la sinfonía de Luis pero bueno, estar en el Mallorca y quedar 3º, llegar al Oviedo y decirles en la primera charla, “Señores, yo no bajo ni con los juveniles” o en el Valencia cuando fue subcampeón. Esa manera de sacar el rendimiento a los jugadores, yendo de frente y con la realidad por delante. Ese día a día es lo que más valoro.

P: Para los que no estén al corriente de tu labor, ya que eres una persona poco mediática, eres uno de los preparadores físicos más laureados del país y te has codeado durante 15 años con uno de los entrenadores más grande de la historia como es Luis Aragonés. ¿Qué te aporto Luis profesionalmente?

R: Luis fue otra visión, porque recuerdo la primera vez que trabaje con él que empezamos a programar y dije joder, si este hace lo que yo hago. Llevaba el bloc por microciclos, con un bolígrafo de cada color para casos como los rondos. Era muy metódico, organizado y luego pues detalles de esos como querer estar siempre el primero. Era muy estricto con sus obligaciones, Luis era único e irrepetible.

P: ¿Contagiaba su carácter al cuerpo técnico igual que a los jugadores?

R: Sí, el hacía el trabajo en equipo y el equipo somos todos como él decía. Desde el que se encarga de la ropa, hasta los médicos, todo, él los integraba. Eran todos intocables, no había excepciones y una fuerte cohesión en todas las partes.

P: Luis era conocido por ser una persona muy reflexiva pero, ¿Erais meticulosos a la hora de preparar los partidos? ¿Qué solía guardar en su conocida carpeta negra?

R: Maniático no, meticuloso sí. Porque por ejemplo el querer tener orden y organización no es una manía es una metodología y en eso si era muy constante. Orden, disciplina y puntualidad, pero no era una persona tirana, era muy transparente.

Esa labor que vemos que ahora los segundos entrenadores realizan cuando va a haber un cambio de estrategia o una sustitución y se le dice si tal es el tercero de la barrera, tú vas aquí. Pues en esa carpeta lo llevaba todo Luis, enseñaba las posiciones de estrategia y le comentaba lo que quería, tanto para el tema defensivo y ofensivo.

P: Has estado con Luis 14 temporadas, la mayoría de ella en equipos de la liga española como Valencia, Betis, Oviedo, Mallorca y Atlético de Madrid. ¿Cuál consideras que fue la época más dura para Luis? ¿Y la más especial?

R: La más dura es cuando se da cuenta de que no está bien y le gustaría entrenar. En cada equipo que ha estado, Luis ha cumplido sus objetivos, por ejemplo cuando ganó la Copa con el Barcelona en un momento crítico donde los jugadores se habían rebelado contra la directiva. Son 40 años de profesional y en alto rendimiento Luis ha sido siempre efectivo.

Jesús Paredes, preparador físico con Luis Aragonés durante 15 años. (Fuente | La Gradona - Alberto Hernández)
Jesús Paredes, preparador físico con Luis Aragonés durante 15 años. (Fuente | La Gradona – Alberto Hernández)

P: En vuestra etapa en la Selección Luis y tú fuisteis muy criticados, incluso muchos querían que fuese relevado del cargo de seleccionador. Para meses más tarde coronarnos en la cima de Europa y del fútbol mundial con nuestro juego. ¿Cómo afrontasteis todas estas críticas?

R: Yo estaba siempre cerca y Luis siempre decía que él tenía las espaldas muy anchas, que le pegaran a el que no le importaba, siempre quitaba tanto a los jugadores como al cuerpo técnico la responsabilidad y nos hacía ver que no pasaba nada. Él recibía críticas pero seguía su camino marcado. El trazó un estilo de juego

P: Tú siempre has dicho que perdonas pero no olvidas ¿Crees que estas críticas fueron en exceso?

R: Sí, no fueron justas. Meryl Streep hace poco dijo  “El periodismo es muy importante pero siempre que sea objetivo y no partidista”. Hay que tirar muros como lo de que la verdad estropea la noticia.

P: Tú siempre has ido de frente y con las cosas bien claras. Antes de las semifinales de la Eurocopa, el portavoz de la federación, comunicó que ni hubo ni habría una oferta por Luis. Previamente tu habías dado un meneo a la Selección “Luis se va porque no le han propuesto lo contrario ¿Se portó de forma desmerecida la Federación con Luis?

R: Bueno, lo que es claro y evidente es que había varias dudas respecto a si Luis había firmado o no por otro equipo y cuando nos fuimos de la Federación fue siendo campeones pero no sé, hay ahí una laguna. A mí me hubiese gustado seguir en la Selección.

P: ¿Se infravalora la figura de Luis Aragonés en muchos aspectos?

R: Bueno, los que no lo conocían no sé si lo infravaloraron o no lo valoraron como debían. Yo lo que si tengo claro es que a Luis le he tenido que decir en varias ocasiones que era un monstruo y eso que no soy pelota ni halago a una persona cuando ha fallecido, fue y será un monstruo. Recuerdo un partido en el que estábamos bloqueados y no sabíamos que hacer y él le sacaba solución. Ha sido un adelantado a su época siempre, uno no consigue tras su etapa como jugador ser un entrenador como lo fue Luis

P: Conseguiste sacar el máximo rendimiento a futbolistas con muchos minutos como Iniesta, David Silva… ¿Qué crees que diferencia o varía en tus métodos de trabajo con los del Profe Ortega en el Atlético de Madrid?

R: No es comparable, en un equipo tienes a los jugadores todos los días y en la selección te vienen jugadores de distintos equipos. Generalmente, todos llevan una carga de trabajo y de competición. En la Selección te vienen entrenados y lo más importante es no desentrenar, es decir, hacer análisis individualizados, generales y ver los métodos que tienes que usar para que lo poco o mucho que hagas sea de suma y no de resta.

En la Eurocopa, hacíamos dos entrenamientos con distinto volumen de trabajo. Luis quería combatir el tedio, el aburrimiento. Aplicaba una dinámica muy positiva, o entrenábamos para divertirnos o aplicábamos sistemas de juego y parece ser que en 2008 fuimos los que más entrenamientos hicimos.

P: Para Luis Aragonés, una de las cosas más grandes de su vida era el Atlético de Madrid. Su casa, su afición, su equipo, su escudo el intocable. ¿Cómo reaccionaría Luis ante el probable cambio del escudo colchonero?

R: Diría lo mismo si cambian otro escudo y te diría que tampoco se pisa. No dejaría que el nuevo escudo se pisara tampoco (risas).

P: ¿Qué sientes como amigo y persona cercana a Luis, cuando 55.000 personas que llenan el Estadio Vicente Calderón corean su nombre y lo recuerdan con tanto cariño? ¿Eres de los que piensa que el nuevo estadio tendría que haber llevado su nombre?

R: Pues me emociona bastante, el día siguiente que falleció cuando salieron los veteranos al centro del campo, estaba con ellos y me emociono cada vez que corean su nombre. Tiene que ser un orgullo.

A mí me hubiera gustado que el estadio hubiera tenido su nombre pero los clubes son empresas y tienen que financiarse también.

P: ¿Crees que ha recibido Luis Aragonés todos los reconocimientos que realmente merece?

R: Ha habido etapas, pero por ejemplo, íbamos a Valencia o Mallorca y no podíamos andar ni dos segundos por toda la gente que lo paraba para halagarle. La figura de Luis va poco a poco “in crescendo” por lo que me alegro mucho

P: Define a Luis con tres palabras y cítanos una frase que él te dijera a ti y recuerdes con afecto.

R: Luis ha sido un monstruo, 5 (risas). Y la frase pues me hizo saber que “Cuando se gana, ganan los jugadores y cuando se pierde, algo hemos hecho mal nosotros” se me quedó muy grabado y en el Ernst Happel le dije Luis, algo hemos debido de hacer bien.

Para las charlas dos horas antes ya iba preparando lo que iba a decir, desde la concentración motivaba a todos y nos hizo creer que se podía.

R: Si tuvieses la oportunidad de poder decirle algo ahora mismo, ¿Qué le dirías?

Pf, no lo sé, ojalá pudiera decirle algo.. Vamos a tomar unas cervezas (risas).

Comments

comments

Deja un comentario