Compartir

Antoine Griezmann sumó ayer la cifra de 100 partidos con el Atlético de Madrid en Primera división con tan sólo 25 años. Es el segundo récord que supera esta semana, pues hace unos días se convertía en el jugador francés con más partidos en la Liga española.

Muy lejano parece el partido en el que debutó, un 25 de agosto de 2014 frente al Rayo Vallecano, recién llegado de la Real Sociedad. Desde su venida al Manzanares por 30 millones en el verano 2014, fue un fichaje que ilusionó mucho, ganándose pronto el cariño de la afición, en estas tres temporadas en la casa rojiblanca no ha hecho más que crecer. Su crecimiento ha sido tal que se ha disputado el Balón de Oro entre Cristiano y Messi, y ha sido reconocido individualmente por su trabajo tanto en España como en su país, Francia y su selección, siendo nombrado en el 2015 como el mejor jugador francés del año, entre muchos otros premios.

El joven delantero que ha disputado 90 de los 100 partidos como titular cambió San Sebastián por Madrid, jugar en la banda por jugar en la punta de ataque, ser una promesa a convertirse en una estrella en constante ascenso y en uno de los jugadores más importantes a nivel mundial por su trabajo incansable atacando, defendiendo, robando, asistiendo y lo que mejor se le da: marcar. Ayer frente al Valencia firmó un doblete,  con el primer gol encarrilaba la victoria de los del Cholo y con el segundo sentenciaba el resultado del encuentro. Con estos dos tantos ya son 12 los que lleva esta temporada en Liga y 56 es la suma total de las veces que ha conseguido empujar al fondo de la red el esférico en las tres campañas con el conjunto colchonero en la competición.

Con esta tendencia del jugador a superar estadísticas y récords, sin duda logrará muchos más hitos con el Atlético de Madrid, con el que tiene contrato hasta 2021.

Comments

comments

Deja un comentario