Compartir
Foto: alamy.com

El insigne jugador de la Roma se enfrentó al Atleti sin correr la mejor de las suertes en una de sus 11 expulsiones como profesional. Fue en una vuelta de los cuartos de final de la UEFA.

Corría la temporada 1998/1999, con el Atlético de Madrid al cargo de Carlos Sánchez Aguiar. Aquel once titular que visitaba el Olímpico de Roma con nombres como Molina, Aguilera, Santi, Juninho o José Mari. La ida ya la había jugado el punta de la Roma, pasando desapercibido. El Atlético llegaba a la vuelta tras cosechar un 2-1 en dicho partido con goles de Fresnedoso y Jose Mari.

La Roma de Cafú, Di Biagio (anotador en la ida) y del propio Totti buscaba la épica ante un Atleti que comenzó mejor, creando ocasiones, teniendo una clarísima en botas de José Mari en el minuto once.

Una doble ocasión creada por Totti avisaba al Atlético pero, en la jugada posterior, Wome era expulsado por una dura entrada por detrás a Jose Mari, dejando con 10 al conjunto romano con 60 minutos por delante.

En el minuto 31 Totti filtraba un pase genial a Delvecchio para que adelantase a la Roma (que en ese momento estaba clasificada) a pesar de jugar con uno menos.

Al descanso el Atlético se quedaba fuera aunque estaba siendo superior. En el minuto doce de la segunda parte Aguilera igualaría el partido con una sublime volea cruzada, en el que fue uno de los goles de la temporada, a centro de Serena.

La primera amarilla a Francesco Totti llegaría por protestar una acción en la que el colegiado anuló un gol local. La estrella de la Roma se encaró en dicha acción con Molina, pudiendo provocar incluso la segunda tarjeta.

Pocos minutos después, Totti hacía una entrada durísima a Jugovic que merecía incluso la roja directa, sin recibir ni siquiera la segunda amarilla.

Un fallo de Chimenti tras un remate de Fresnedoso sentenciaba la eliminatoria a dos minutos del final en favor del Atlético de Madrid.

Sí vería esa segunda tarjeta amarilla Totti en el descuento, después de una entrada a destiempo. El insigne jugador italiano daría sentido a la frase “no saber perder” de esta manera, como los propios comentaristas declararon durante la retransmisión.

Aquel día del Atlético de Madrid llegaba a la semifinal de la Copa de la UEFA, dejando atrás a la Roma de Francesco Totti, que este fin de semana dijo adiós al club de su vida.

 

Comments

comments

Deja un comentario