Compartir

El pasado mes de mayo, el Vicente Calderón acogía el Partido de Leyendas, donde se daban cita grandes exjugadores y jugadores del Atlético de Madrid. La recaudación iría destinada a la integración de los niños más desfavorecidos a través de la red de Scholas Ocurrentes.

La sede italiana de Scholas Ocurrentes abrió sus puertas, en el Palacio de San Calixto situado en Roma, el pasado 9 de junio. A este acto acudió Miguel Ángel Gil Marín consejero delegado del Atlético de Madrid y Severiano Gil consejero del club.

También a este acto acudió en representación de la Iglesia el Papa Francisco. El consejero delegado entregó el cheque de los beneficios del partido disputado en el Calderón al Pontífice en el Vaticano, el cual tiene un valor de uno 500.000 euros. La Fundación Atlético de Madrid puso dinero para redondear esta cifra.

Cabe recordar que el importe recaudado se destinaba a financiar los proyectos de Scholas Ocurrentes en sus 446.133 escuelas que están repartidas en 190 países de todo el Mundo.

Comments

comments

Deja un comentario