Compartir

El descenso a Tercera División se concibió como un drama en el seno de la entidad rojiblanca. No se concebía por qué el equipo filial de un transatlántico del fútbol europeo era incapaz de competir en una categoría mayor. Los chicos colchoneros no lograban ni tan siquiera compartir categoría con otros filiales de la Liga Santander. Esta travesía en el desierto auguraba un oasis si echabas la vista algo abajo. Los juveniles rojiblancos prometían ser el clavo ardiendo de la academia roiblanca, y finalmente han cumplido con su destino.

El atacante de origen argelino conquistó junto a Óscar Fernández la Liga y la Copa del Rey la temporada 2015/2016. A pesar de su gran curso, nadie esperaba su enorme rendimiento en la última temporada. Con 16 goles ha tirado las puertas de la titularidad ante jugadores con más “nombre” como Schiappacasse o Roberto Núñez.

Dentro de esta camada, Zaka se ha alzado como el gran referente de la generación. Zakarias Boulahia ha sorprendido a propios y extraños, deslumbrando como el gran referentes de una generación que necesitaba a un líder en el frente de ataque. Junto a Keidi o jugadores más experimentados como Christian, se ha coronado como el gran valedor del ascenso del filial rojiblanco.

Zakaria es un atacante del estilo del técnico del primer equipo; aguerrido y con ese don para encontrarse siempre a las puertas del gol es un jugador que nunca concibe un esférico como perdido. Estas características le han valido al delantero de origen argelino para entrar en la lista de Simeone en alguna ocasión. Aunque aún no ha debutado, sabe que goza con la confianza del Cholo a pesar de su corta edad.

Comments

comments

Deja un comentario