Compartir

El lateral brasileño ha renacido para recordar al mejor Filipe Luís. Sus subidas por la banda, su seguridad defensiva y su regularidad le hacen ser merecedor del MVP de la temporada.

3 goles, 7 asistencias, 48 partidos y 4239 minutos son las credenciales de Filipe Luís tras finalizar la temporada 2016/2017. Con el paso de los partidos el jugador colchonero se convirtió en un fijo en los ‘oh’ de la afición. Regate, solidez e incluso goles vio el Vicente Calderón en su último año de vida.

La temporada anterior mostró una cara algo lejana a la que maravilló a los aficionados rojiblancos antes de su marcha al Chelsea. Dudas sobre todo defensivas y subidas sin demasiada efectividad hicieron que el mejor Filipe Luís se quedara muy lejos del que pisaba el césped.

Sin embargo, en la temporada recientemente finalizada el brasileño se mostró como una baza principal en ataque partido tras partido.

Fue, sobre todo, a partir de enero cuando explotó y comenzó a sobresalir por encima del resto. Ante Eibar y Athletic, a comienzos de 2017 repartió dos asistencias, una en cada partido y haciendo dos en tres partidos, números muy buenos para un lateral.

A finales de marzo y en la totalidad de abril, Filipe Luís dio, posiblemente, su mejor versión con la camiseta del Atlético de Madrid, ante todo en la vertiente ofensiva. Tres goles y tres asistencias para el brasileño en dicho mes. En Liga Santander, anotó tres goles en cuatro partidos ante Málaga, Real Sociedad y Osasuna, además de repartir una asistencia ante el equipo navarro y otra ante Las Palmas.

Su asistencia más importante del curso llegaría en el King Power Stadium ante el Leicester. Su centro a Saúl, que cabeceó con el alma, dio el pase al conjunto del ‘Cholo’ Simeone a semifinales.

El final de temporada del jugador de Jaraguá do Sul fue impresionante pero una acumulación de tarjetas le hizo perderse el partido que despedía el Vicente Calderón ante el Athletic Club. En el resto de temporada liguera, el jugador sólo se perdió cuatro partidos y fue sustituido en tan sólo 2 de los 34 jugados.

En Europa disputó 10 de los 12 encuentros (perdiéndose el partido en el Allianz ante el Bayern por lesión y la vuelta ante el Leverkusen por acumulación de tarjetas), repartiendo aquella asistencia ante el Leicester.

En definitiva, el Filipe Luís que ya maravilló años atrás volvió más fuerte que nunca y se convirtió en el mejor jugador de la temporada 2016/2017 para la redacción de La Gradona.

 

Comments

comments

Deja un comentario