Compartir

El diario inglés Dailymail se presentó en la casa de Diego Costa en Brasil, mientras su equipo perdía 2-3 ante el Burnley, para hacerle una entrevista en exclusiva sobre su actual situación.

Costa fue la temporada pasada uno de los artífices para que el Chelsea consiguiera la Premier League siendo el máximo goleador del equipo con 20 goles, por lo que para él todo lo que ha sucedido este verano es extraño. Desde la final de la FA Cup ante el Arsenal no ha visto a sus compañeros.

A Diego se le nota dolido, como es lógico, tachando a Antonio Conte de que carece de carisma, que además bloqueó la negociación de su contrato en enero, y que no descarta emprender acciones legales contra el Chelsea FC.

En primer lugar, Costa habla de que allí era feliz: “Estoy esperando a que el Chelsea me libere. No me quería ir porque era felíz, pero si el técnico no te quiere, tienes que irte”. Sus compañeros se acuerdan de él: “Mis compañeros me envían mensajes diciendo que me echan de menos y que me aman. Hablo con ellos continuamente sobre todo con Cesc, David Luiz y William”.

Diego Costa celebra un gol con Cesc Fábregas. Ambos son grandes amigos y bromean mucho por redes sociales.

El hispano-brasileño no entiende en que momento la situación cambia tan radicalmente: “No puedo hablar por los demás, solo por mí, hice una gran temporada y luché hasta el último momento”.

En enero, el Chelsea jugaba contra el Leicester, partido al que Costa no fue convocado. Desde Inglaterra se dijo que tenía que ver con una lesión muscular y no fue así: “Para nada, fue un castigo por la actitud que había mostrado y por no comportarme de la mejor manera”, no dice lo que llegó a pasar.

Una de las llamadas que ha recibido ha sido la de José Mourinho, su antiguo entrenador en el equipo “blue”: “Me llamó para comprobar que estaba bien, me deseó buena suerte. Nunca tuvo problemas con José, tenemos muy buena relación. Todo el mundo estaba muy triste cuando las cosas no salían bien en el Chelsea”. Hablando sobre la salida del portugués del equipo inglés.

José Mourinho felicita a Costa por su esfuerzo tras ser sustituido en un partido del Chelsea (Fuente | Dailymail).

Salió el tema del famoso mensaje de texto de Conte y el fichaje de Morata: “Álvaro es un gran delantero, tuvo una gran temporada en Madrid y seguro que triunfará en el Chelsea, pero hay maneras de hacerlo y no por un mensaje de texto, tienes que ser honesto y directo a la cara de alguien”.

Explica dónde estaba cuando recibió el mensaje: “Estaba con la Selección Española, solo en mi habitación, cuando lo recibí. Fue una conmoción, le enseñé le mensaje a mis compañeros de equipo y no se lo podían creer. En ese momento estaba enfadado, ahora estoy tranquilo. El mensaje no lo he borrado por si me acusan de mentiroso”.

Costa se la tiene jurada al que es todavía su entrenador, aunque tras estas palabras admite que es buen entrenador: “Llegó de una liga italiana, donde todo el mundo es muy serio, a un vestuario donde quizás se hagan más chistes”. También se acuerda de los aficionados de Stamford Bridge: Lo peor de todo esto, es para los aficionados. Siempre me han tratado tan bien, siempre, siempre. Por eso, estoy triste”.

Los abogados de Costa están preparados para emprender acciones legales contra el club y Conte por discriminación, pero el jugador aún no quiere hacer nada: “Quiero que la gente haga las cosas de la manera correcta, por ahora no”.

El brasileño está en su país, con su familia y se hace muchas preguntas: “¿Por qué no me dejan salir si no me quieren? Siempre he intentado hacer lo correcto”.

A partir de este momento, el agarto habla de su gran deseo: “Mi deseo es ir al Atlético de Madrid. Hablé con Marina Granovskaia (directora del Chelsea), le dije: si el manager no me quiere, quiero ir al Atlético”.

Diego Costa fue felíz en el Atleti y con Simeone.

A pesar de su deseo ha recibido ofertas: “Me han llegado ofertas de China, equipos que dan dinero. Por idioma prefiero jugar en España. Si me voy, voy al club al que quiero ir, no al que me pague más. Diego Simeone me quiere, siempre he tenido vínculo con él, la gente allí me ama y me respeta”.

Incluso él mismo se plantea el futuro: “Quiero ir a Madrid, entrenar allí, volver con fuerza e ir al Mundial el año que viene”, quiere volver al Atlético y le da igual no jugar hasta enero.

El Chelsea no quiere ver a Costa en el primer equipo: “Me están tratando como si fuera un criminal, quieren que entrené con el filial sin acceso al vestuario del primer equipo, sin ver a mis compañeros, eso no es justo”. Costa no lo ha hecho: “Me he negado y por eso recibo multas todas las semanas, lo importante es ser feliz con mi vida, estoy aquí con mis padres y con la gente que me respeta”.

Si su equipo no lo libera, Costa lo tiene clarísimo: “Estoy abierto a estar un año en Brasil sin jugar, aunque no me paguen, volveré más fuerte. Si estuviera equivocado volvería ahora mismo y haría lo que dicen”.

Costa tacha este verano de extraño: “Me dieron una semana extra de vacaciones, luego me llamaron cuando el equipo estaba de gira en Asia, si volvía no tendría contacto con mis compañeros. Eso parece una vida muy mala y fea. No respeta lo que he hecho por el club”, concluía Diego Costa la entrevista con el diario inglés.

Comments

comments

Deja un comentario