Compartir
Entrevista a Filipe Luis

Filipe Luis, el lateral izquierdo del cuadro rojiblanco, se sincera en una entrevista realizada por El Mundo. Menciona su admiración a jugadores sin pelos en la lengua, como Piqué o Arbeloa. Habla también sobre el Wanda Metropolitano, el Chelsea, y sus comienzos como jugador.

El brasileño fue preguntado por el tema de mayor importancia actual: la situación de Cataluña. Declaró que es un tema que se comenta en el vestuario atlético, pero que no entiende.

Supongo que es porque tengo la visión de un brasileño y en Brasil, con todos sus defectos, si suena el himno la gente se enorgullece”

Respecto a mezclar política y deporte, dijo también que hay que atreverse a dar la opinión de cada uno, y mostró admiración por aquellos que lo hacen.

Yo soy fan de Piqué aunque a menudo no esté de acuerdo en lo que dice. Pero se atreve. Como Arbeloa. Es gente que no tiene miedo a decir lo que piensa, que no se esconde tras su fama para no mojarse”

Teniendo en cuenta que el próximo sábado el Atlético se medirá ante el FC Barcelona en el Wanda Metropolitano, Messi ha sido uno de los temas protagonistas en la entrevista.

“Messi es tan bueno que puede ganar la Liga solo con un equipo mediocre, que no es el caso. Pero el Barça se mantiene arriba todos estos años por él”. Añade también que, cuando Messi o Cristiano meten muchos goles, la gente piensa que los defensas son malos. Afirma que cuando no están ellos no hay otro que los meta. “Es muy fácil para ellos. Es otro nivel”.

Declara lo difícil que es intentar parar a Messi sin hacerle ninguna falta. Intenta resultarle incómodo, a pesar de que suela meter goles. Aunque tenga la necesidad de hacer faltas para frenarle, confiesa que el argentino nunca le ha reprochado nada.

Siempre me da la mano al acabar el partido, me felicita si hemos ganado, nos saludamos bien cada vez que nos vemos. Lo único que siento por él es admiración. De lo que vi, es el mejor y es difícil que veamos otro como Messi”

Adelanta acontecimientos de la próxima jornada, declarando que van a pelear,  que le intentará quitar el balón por todos los medios y que se generará tensión. Aunque, concluye con un “Ojalá al final me siga dando la mano”.

Se le cuestiona también sobre Neymar, el precio que costó al PSG y la competencia que tiene éste con Cavani.

Para Filipe, “Neymar vale ese dinero”, y con ello se demuestra lo mucho que mueve el fútbol. Declara que ahora hay más igualdad respecto a la “riqueza” de los equipos, ya que antes los futbolistas se movían entre los cuatro más ricos: Barça, Madrid, United o Bayern. Mientras que, actualmente, la Champions está más igualada y hay más diversidad en ella.

Respecto a lo relacionado con Cavani, declara que “En cualquier grupo, tardas en confiar en el nuevo. Pero es distinto el pensamiento de un defensa que el de un delantero”. Aunque no duda que el conflicto, a pesar de ser inevitable, sea solucionable.

Y, abriendo el tema de fichajes, el lateral es preguntado sobre cómo ha afectado la sanción al vestuario. Se centra en lo positivo, en que es algo con lo que pueden jugar de memoria, ya que conocen el método de juego.

A pesar de la sanción, Diego Costa vuelve a ser rojiblanco. A lo que Filipe declara que, Es justo lo que necesitamos. Es puro Atleti. Y es el jugador que más fuerza ha hecho para llegar a un club que yo haya visto”.

Engrandece la manera de jugar del delantero, y declara que es el mejor con el que ha jugado. “Siempre marca el 1-0. Porque una cosa es meter 30 goles y con hat-tricks y goleadas y otra que de esos 30, 20 valgan para ganar 1-0. Y eso no lo hace nadie como Diego Costa”.

Tras mencionar al jugador, el planteamiento del Cholo y el tema del Chelsea aparecen. De Simeone, resalta que “Consigue mantener la intensidad y la atención de los jugadores durante años, jueguen o no. Tiene un futbolista cabreado porque no juega y, de repente, lo pone de titular y responde y muere por él. Eso es Simeone. Un líder”. Lo ensalza también añadiendo que es un entrenador muy completo y cercano, que progresará aún más.

Se le pregunta sin rodeos el por qué su marcha al Chelsea, a lo que el colchonero se sincera respondiendo que se equivocó y se dio cuenta nada más llegar a Londres.

Pero tenía mis motivos: vivir la experiencia de jugar en otra liga, otro país, otra cultura… Elegí entre Bayern y Chelsea y me fui por lo mismo que me ofrecía el Atleti por renovar. Ese es mi caso, pero hay otros futbolistas que se van por dinero y no hay nada de malo en ello. Es razonable”. Añadió que la decisión de su vuelta la tomó en cuanto se dio cuenta de lo que echaba de menos al Calderón y al equipo. El Atleti contactó con él rápidamente, pero lo que le echó para atrás fue que en su puesto se encontraba Siqueira. “Es uno de mis mejores amigos, y yo no quería volver para que él se tuviera que ir. Pero él me animó y yo encantado: vuelvo a casa. Ha sido mucho más fácil de lo que esperaba, la gente me trató de maravilla y no me mostró rencor”.

Sobre el proyecto llevado a cabo por Simeone, indica que lo cambió todo. Y que, al principio de este cambio, empezaba a pensar que si todo se va a acabar, mejor aprovechar el momento. “Ahora en vez de salir, todo el mundo quiere venir”.

Con el plan de Simeone, se han elaborado cantidad de cambios. Entre ellos, el del estadio. El rojiblanco confiesa que le gusta, pero que aún deben acostumbrarse.

“Echo de menos el Calderón, pero este es un paso más. Los rivales se van a sentir intimidados cuando salgan. Nosotros aún nos sentimos un poco en un campo neutral, pero es conocerlo. En el Calderón sabía dónde tenía que regatear, dónde había un bache, a qué hora deslumbraba el sol… Esa es la soltura que aún no tenemos en el Wanda, pero la tendremos pronto”.

Referente a la relación de Griezmann con la grada debido a su flirteo con el United, Filipe manifiesta que “A menudo los jugadores hablan cuando sienten que no están siendo valorados como merecen”. Resalta el papel de Griezmann en el equipo y destaca que, a pesar de las ofertas, sigue en el equipo, y se mantiene contento y agusto. “Esperemos que la gente lo entienda y vuelva a la normalidad. Aunque ya ha metido goles y con goles todo se cura…”.

En la plantilla atlética van asomando jóvenes como Saúl, Lucas o Thomas. Se le consulta sobre la transición generacional. A lo que Filipe mantiene que es difícil reconstruirla y mantenerse arriba, pero no imposible. Pone de ejemplo al Madrid. Sabemos que con Simeone nadie juega por lo que ha sido sino por lo que es. Si aparece uno mejor que yo, lo va a poner. Y los chavales están llegando muy fuerte”.  Añade que el equipo va creciendo conjuntamente y que lo hace de manera natural. Así se consigue que los veteranos vayan saliendo sin que se note tanto.

A sus 32 años, se le comienza a preguntar por su retirada, a lo que el colchonero indica que le gustaría retirarse a los 40 y ser entrenador. Añadiendo que, “Ya he colocado en el otro lado a Tiago y tengo la oferta de irme con él cuando me retire. No estaría mal, pero aún me queda”.

En relación a su manera actual de vivir, Filipe indica que mantiene una vida “nada extravagante”. Recoge a los niños del colegio, juega con ellos y más tarde ve alguna serie o película. Algún día sale a cenar. Agrega que, si quiere seguir arriba a su edad, las fiestas ya no entran en la rutina. El fútbol no le aburre y tiene un punto de vista realista de lo que es y conlleva. “A mí me encanta venir a entrenar, estar aquí, la gente… Tengo mucha suerte porque, entre comillas, trabajo poco. Con mucha presión, pero pocas horas y bien pagado.Y miro alrededor y veo las vidas de la gente. Sé lo que hay. Así que lo mínimo es tomármelo en serio. No cambiaría mi profesión por nada del mundo”.

Respecto a la vida de los futbolistas, declara que el 80% vive en una burbuja. “Es la clásica burbuja del futbolista: venirte arriba y comprarte un cochazo con tu primer sueldo”. Algo que, afirmó entre risas, también hizo él.

Yo también tuve mis momentos de salir o beber más de lo que debía. Por suerte, mi padre me devolvió al camino”. Dice que empezó a tomar en serio cuando observó que de verdad podía llegar a ser alguien relevante en el fútbol, y él no quería ser uno más.  

Aparte de este deporte, el lateral declara su fascinación por la ciencia, de la que habla mucho con los fisios y es otra de sus pasiones. “Necesito entender pese a que sé que nunca lo entenderemos todo”.

 

Fuente: Atlético de Madrid y El Mundo

Comments

comments

Deja un comentario