Compartir
(Fuente | La Gradona)

Como viene sucediendo en las últimas temporadas, el Atlético de Madrid visita un lugar exótico y lejano en sus rutas por la Champions League. Tras Astaná y Rostov del Don, este año el sorteo quiso que el Atleti viajase a una de sus fuentes de ingresos hasta hace apenas tres años: Bakú, capital de Azerbayán. Allí juega el sorprendente Qarabag.

La historia del FK Qarabag es peculiar y dolorosa. Nace en 1951 como el club de la ciudad de Agdam, en la región de Nargorno-Karabaj.

La región de Nagorno-Karabaj (en rojo) es ahora una República de facto de Armenia, pero no reconocida a nivel mundial. (FUENTE | rferl.org)

Tristemente, esta región ha estado convulsionada constantemente con conflictos políticos y sociales, puesto que en la zona, oficialmente perteneciente a Azerbayán, reside una amplia colonia armenia. Lejos de ponerse nunca de acuerdo, la URSS consiguió mantener el territorio en calma, dotándolo de una autonomía que contentase a los armenios pero manteniéndolo dentro de la República Socialista de Azerbayán. Sin embargo, en 1988, con el régimen soviético en descomposición, los armenios de la ciudad votaron ser anexionados por la nueva República de Armenia. Los azeríes se negaron, y la zona volvió a entrar en guerra armada.

Las diferencias entre armenios y azeríes son más que notables; desde la religión (armenios cristianos y azeríes musulmanes), hasta las relaciones diplomáticas y sociales con otros países (los armenios siguen manteniendo contacto con Rusia, mientras que los azeríes mantienen un profundo vínculo con el pueblo turco).

En 1993, Nagorno-Karabaj fue conquistado por los armenios, convirtiendo la zona en una República de facto, y obligando a los azeríes que quedaban a huir exiliados de la región, incluyendo la ciudad principal, Agdam.

El Olímpico de Bakú será el estadio que acoja el partido.

El Qarabag, obviamente, arrastrado con ellos. Y como muchos azeríes, el club se instaló en la capital del país: Bakú. Aún así, el club sigue defendiendo sus raíces y sigue siendo orgulloso representante de Agdam, que desde hace casi 20 años es una ciudad fantasma dentro de una región que aún no es reconocida como parte de Armenia, pero ocupada militarmente por ella.

El Qarabag, desde entonces, compitió en la Primera División azerí, e increíblemente, ganó la liga el mismo año de su exilio.

El Azersun Arena es la casa del Qarabag en Bakú. Fue inaugurado en 2015.

Este hecho le dotó de un estatus social a modo de mártir de la guerra, y provocó que casi todo el país comenzase a simpatizar con él. Se dice que el club es el segundo equipo de Azerbayán, después de la Selección Nacional.

En 2009, el club se instaló en la ciudad de Quzanli, la más cercana a Agdam, fuera del Nagorno, para evitar tensiones. A partir de entonces, el club ha crecido de manera espectacular a través de Azersun, un holding empresarial perteneciente, entre otros, al presidente de Azerbayán, Ilham Aliyev, que ha inyectado capital suficiente para utilizar el club como instrumento político a favor del nacionalismo azerí. En 2015, el Qarabag vuelve a Bakú, donde construye su nuevo estadio, el Azersun Arena. Sin embargo, los partidos de competición europea los juega en el Estadio Olímpico, con capacidad para 70.000 espectadores.

Mañana será una fiesta en todo el país, pues el Atleti es admirado y querido tras el convenio de patrocinio que tuvo el club, así como el paso de Arda Turan por el equipo, recordando que turcos y azeríes se consideran primos hermanos.

En el plano deportivo, el club es sin duda muy inferior, pero puede ser un rival muy incómodo, sobretodo de local.

Mahir Madatov, la joven promesa del Qarabag, es pichichi de la liga local. (FUENTE | Federación de Fútbol de Azerbayán)

Su jugador estrella es el pichichi azerí, Mahir Madatov de sólo 20 años.

Junto con Ndovlu buscarán dar la sorpresa y marcar algún gol. El aporte de ligas europeas más importantes lo ponen Elyonoussi y Pedro Henrique, con experiencia en Grecia. Además, cuenta con dos españoles en sus filas: Dani Quintana y Míchel Madera, que dotan de calidad a un combinado muy trabajado por Gurban Gurbanov, el técnico azerí más exitoso en competiciones UEFA.

DATOS

  • El Qarabag juega sus partidos como local en el coqueto Azersun Arena, donde jugarán los juveniles del Atleti la Youth League, y que tiene capacidad para 5.800 espectadores.
  • Para los partidos de competición europea, el club se traslada al Estadio Olímpico de Bakú, con capacidad para 70.000 personas, y valorado como Estadio 5 estrellas por la UEFA. Además, el estadio será una de las 13 sedes de la próxima Euro2020, que se jugará por toda Europa, y también será la sede de la Final de la UEFA Europa League de 2019.
  • Curiosamente, el Atleti jugará mañana en el estadio que compitió con el Wanda Metropolitano por la sede de la Final de la UEFA Champions League de 2019, donde finalmente venció la nueva casa atlética.
  • El Qarabag será el primer rival azerí en la historia del Atleti, y también del fútbol español. Sin embargo, no es la primera vez que los colchoneros disputan un partido en Bakú: en 2013 ya jugaron un amistoso ante un combinado de jugadores de la liga local, que acabó con victoria por 0-3.
  • Es la primera vez en la historia de la Champions League que un club de Azerbayán se clasifica para la fase de grupos. Además, es el tercer año consecutivo que el Atlético de Madrid comparte grupo con un debutante en la competición, tras Astaná en 2015 y Rostov en 2016.

Jugador clave: Pedro Henrique

Joven promesa: Mahir Madatov

Comments

comments

Deja un comentario