Compartir

El Atlético de Madrid continúa con su progresión victoriosa tras un noviembre con resultados positivos la victoria in extremis contra la Real Sociedad le sirvió para acercarse a Barcelona y Valencia. Los txuri urdines pudieron ver puerta algo que no pudieron hacer anteriormente equipos como Real Madrid o Roma. 

Diego Pablo Simeone y los suyos se han apuntado a la Liga Santander en estas últimas jornadas.

Apenas hace unas semanas, después de los empates ante Villarreal y Qarabag la actualidad del cuadro colchonero estaba ligada al murmullo y a algunos pitos al juego. Además de las actuaciones de algunos jugadores.

Sin embargo, seis partidos después las cosas parecen haber cambiado. El equipo parece haber recuperado la esencia de intensidad, juego colectivo y sobre todo, el no dejar de creer. 

Este fin de semana ante la Real Sociedad se pudo apreciar está última característica del cholismo. Los de Eusebio se adelantaron en el marcador gracias a un penalti tranformado por su delantero brasileño William José.

Oblak quien cometió penalti, ya salvó al equipo en un mano a mano, vió como llegaba a su fin los 320 minutos imbatido en Liga Santander. 

A partir de ahí, la segunda parte fue un acto de coraje y corazón para empezar igualando la contienda y posteriormente en el 87 acabar anotando el gol de la victoria que desataba la locura en el Wanda Metropolitano.

Este ascenso en la clasificación viene dado por recuperar la fortaleza defensiva. La incursión de Giménez podría ser determinante para seguir en está dinámica en la zaga. La pareja Godin-Savic no pasa por un buen momento.

Otra razón se debe a que el Atlético de Madrid parece haber encontrado el olfato goleador perdido a pesar de seguir errando ocasiones claras.

Hace semanas el técnico argentino declaraba en rueda de prensa que el Atleti necesitaba un jugador decisivo que le diera tres puntos semana tras semana. Lo que era un toque a su estrella Antoine Griezmann ha acabado funcionando.

Los silbidos ante el Real Madrid los ha logrado cambiar por aplausos de todo un Metropolitano que se rendía al francés cuando era sustituido en el minuto 92 por Augusto Fernández.

El peor Atlético de Madrid desde que está Simeone se encuentra a 6 puntos del Barcelona, a uno del Valencia y por encima del eterno rival. No conoce la derrota en estas primeras 14 jornadas de Liga.

Lo que si está claro es que mal no se debe estar haciendo en esta campaña.

Comments

comments

Deja un comentario