Compartir
FUENTE | ATLÉTICO DE MADRID

Martín Cabral, Ángel Arocha, Pepe Mesa, Arancibia, Campos, Mujica, Valerón, Jorge Larena… El Atlético de Madrid y las Islas Canarias siempre han tenido un vínculo especial. No podía ser de otra manera, el Atleti es el club de fútbol de la península por el que más jugadores canarios han pasado. La base fundacional de la actual UD Las Palmas, sin ir más lejos, tiene parentesco rojiblanco con el Atlético Club, uno de los equipos que formó la gestación de la actual Unión; y aún a día de hoy, existe un club en las islas que mantiene un convenio con la entidad colchonera.

Es una de las razones por las que el puente aéreo Canarias – Atleti ha sido históricamente tan fluido.

Atlético Club Las Palmas, uno de los precursores de la UD Las Palmas. (FUENTE | UD Las Palmas)

Y a petición de Diego Pablo Simeone, se ha vuelto a abrir con la llegada de Víctor Machín, conocido en el mundo del fútbol como Vitolo.

Su fichaje ya trajo cola desde el minuto uno. El lío con el Sevilla pasará a la historia como uno de los escándalos veraniegos de la Liga. Además, en Las Palmas apenas ha jugado con regularidad y su última lesión ha dado luz verde a que abandonase la disciplina amarilla un mes antes de concluir su “cesión”. Sin embargo, Simeone lo quiso en todo momento, y tanto él, como la parroquia colchonera, tienen muchos motivos para confiar en la apuesta.

Demarcación

Vitolo, como segundo delantero, es el jugador desmarcado de la derecha, hace el gol a portería vacía ante el Real Murcia.

La polivalencia de Vitolo es ya un motivo más que suficiente para justificar al Cholo. El ex del Sevilla puede jugar, prácticamente, donde a Diego Pablo le plazca. De hecho, ya a finales de la temporada 2011/12, cuando empieza a ganarse la titularidad en el conjunto canario, su posición no era otra que la de delantero centro, llegando a hacer 10 goles esa campaña. Sin embargo, con el cambio de formación promovido por Sergio Lobera,

Como único punta, recibe entre líneas para encarar al portero y marcar por bajo.

técnico amarillo en el curso siguiente; donde sólo actuaba un punta; Vitolo empieza a caer a las bandas, sobretodo la izquierda.

Partiendo desde la izquierda. Vitolo posee desborde y buena conducción de balón, lo que le hace ser un puñal por banda.

Ese rol lo mantiene prácticamente toda su trayectoria en Gran Canaria, alternando la posición de segundo delantero o incluso único punta con la de extremo izquierdo, lo que le hizo llegar a los 15 tantos en su última campaña en las islas, antes de fichar por el Sevilla.

Ya en el club hispalense, su posición no varió tanto, y se quedó con la banda izquierda del Pizjuán, aunque en partidos esporádicos volvía a jugar como mediapunta, por dentro, aunque siempre con la tendencia de caer a banda. En la Selección Española desenvuelve el mismo papel.

Atributos y habilidades

FUENTE | ELCONFIDENCIAL

Acorde a su polifacético posicionamiento en el césped, Vitolo ha evolucionado en múltiples características que le hacen un excelente futbolista en muchos ámbitos del juego. Gracias a su físico, el músculo que puede aportar a la medular bien puede recordar las funciones que realizaba un tal Raúl García a la orilla del Manzanares: brega, potencia, cuerpeo e intensidad que su 1’84 de estatura le permite hacer gala. Un exquisito receptor de balones aéreos así como de espaldas a portería, pero con la clase y la finura de la escuela canaria. Sin querer vender la moto, Vitolo se ha quedado con lo mejor del talento isleño, pero también ha crecido táctica y defensivamente.

El despliegue de Vitolo con el balón en los pies es tremendamente variado. La arrancada por rapidez, sin llegar a ser la de un velocista nato, es suficiente para conseguir doblegar a un adversario, al que le añade el ya mencionado músculo para terminar de dejar atrás. Posee también una amplia visión de juego, que le permite en muchas ocasiones jugar a dos toques, sacando un balón limpio entre rivales o dando continuidad a la jugada. Además, su manejo con ambas piernas es más que notable, otorgándole aún más versatilidad si cabe.

Jugada ante el Osasuna donde demuestra su abanico de habilidades: recepción de espaldas, conducción para zafarse del defensa y disparo potente desde fuera del área para marcar un gran gol.

En el apartado ofensivo aparecen las mejores virtudes del palmense. Tiene un gran disparo de media distancia pero también sabe definir cerca de la portería rival. Además de una buena capacidad de centros al área, Vitolo ha pulido la capacidad de penetrar a banda cambiada hacia dentro, originando en muchas ocasiones una buena posición de remate. Su envergadura le hace ser también un peligro de cabeza, seña de identidad del Atlético de los últimos años, pero que desde hace un tiempo ha perdido y necesita recobrar.

Tiene llegada, tiene talento, tiene potencia y tiene trabajo, mucho trabajo. Reúne, en definitiva, todas las condiciones que busca Simeone en sus futbolistas. Y es que Diego Pablo ya tiene a su lagarto canario, para que acompañe a la pantera, la de Lagarto, Diego Costa, que haga de este Atleti un equipo con gol y mordiente para afrontar los próximos 5 meses con garantías y con la mirada puesta en hacerle una visita primaveral al dios Neptuno.

Comments

comments

Deja un comentario