Compartir

Seguramente no sean las declaraciones más inmediatas que se han producido en el mundo del fútbol, pero la publicación del número 69 de la exitosa revista Panenka ha traído mucha cola. En este número, entre otros artículos, aparece una entrevista de la periodista Lorena González al presidente del Atlético de Madrid. En ella, Enrique Cerezo ha dejado varios titulares que han sentado muy mal a la gran mayoría de la hinchada rojiblanca y, no solo eso, sino que aficionados al fútbol de otros equipos también se han sentido atacados. ¿Es realmente para tanto lo que dijo Cerezo?

La entrevista viene dividida en cuatro partes. En la primera de ellas relata cómo fue su llegada al Atleti. “Hace 40 años conocí a varios jugadores del primer equipo del Atlético y me fui introduciendo en las directivas; ahí conocí a Vicente Calderón”, cuenta. El cine es mi pasión desde muy pequeño, no tiene nada que ver ni ha influido para luego haber llegado a presidir un club de fútbol. Fue una coincidencia que no busqué”, asegura. “El primer videoclub en Madrid lo abrí yo, y allí venían jugadores como Pepe Navarro, Leal, Leivinha…”, cuenta Enrique Cerezo.

En la segunda parte compara el negocio futbolístico con el del cine, y es aquí donde empieza a avecinar que habrá algunas declaraciones pueden sentar un poco mal según cómo se interpreten. “En el fútbol te examinas cada semana y en el cine el examen final es el día del estreno. Si pierdes un partido, te puedes recuperar; en el cine eso no es posible”, compara. Cerezo cataloga ambos negocios como “de riesgo”, aunque “existen muchas reticencias en lo que respecta al fútbol”, asegura. En ese sentido, Lorena González cuestionó al presidente rojiblanco sobre en qué género cinematográfico encuadraría a un equipo como el Atlético de Madrid, a lo que Cerezo aseguró que “costumbrista y realista”, pues lo aleja de la ciencia ficción. También del romanticismo, pues asegura que “el romanticismo en el fútbol es muy eventual. El fútbol no es romántico, es una realidad social que expresan once jugadores contra otros once”.

Este titular, sacado levemente de contexto, y con otras que añadió más adelante, son las que peor han sentado a los amantes del fútbol. De hecho, aunque reconoce que lo importante en el fútbol y en el cine es el guion (la idea), no estuvo muy afortunado al comparar a las estrellas del cine con las del fútbol. “Un jugador parte del sentimiento de una entidad que tiene miles de abonados. En el fútbol son ‘x’ años y se les exige que, además de cumplir contrato y jugar bien, no traicionen a su afición. A un jugador no puedes obligarle a quedarse, porque el rendimiento será mínimo y la relación, mala”, reflexiona. Y se muestra contundente con las ofertas económicas potentes: “si un jugador pide un cambio es porque tú no puedes pagarle. Es normal que se quiera buscar la vida”.

Sin embargo, la frase más dura contra el mundo del fútbol aún estaba por venir. Sobre si se está perdiendo el sentimiento, Cerezo fue tajante. “Se tiene que perder. El sentimiento o la fidelidad están muy bien, pero esto es un negocio. ¿De qué vale estar enamorado de un jugador si mañana viene con una oferta en la que nadie pierde? Prefiero que se marche bien”, explica. Y cita casos concretos. “Todos los que se han marchado del Atleti (Falcao, Forlán…) lo han hecho felices, menos el Kun”.

Al ser preguntado por Griezmann, Cerezo no bajó el nivel. “Si un futbolista se quiere marchar, que lo haga. El aficionado se deja llevar por un sentimiento irreal”, declaró. “No están aquí para dar besitos al escudo sino para meter goles. Cuando fichamos a un futbolista no compramos sus sentimientos sino sus piernas y su cabeza”, reflexiona. Por último, faltaba charlar sobre Simeone. Cerezo se mostró muy seguro de sus palabras, y no era el momento de cambiar el discurso: “El Cholo nos ha salido bien pero podría no haber sido así. El en el Atleti es un superhéroe. Tengo una curiosidad: si mañana se va Simeone, ¿la afición seguiría considerándolo un héroe?”, dispara.

Sea como fuere, estas palabras de Cerezo no solo no han gustado a la grada rojiblanca, sino que han hecho bastante daño a los amantes del fútbol. Referirse de esa manera fría al fútbol como un puro negocio, sin darle la mínima importancia al cariño de la gente o a lo que representa el balompié en sus vidas, es algo realmente triste. Quizá en la vida de Enrique Cerezo no haya sitio para vivir la pasión que supone el fútbol, pero por suerte para la afición del Atleti y del resto de gente que ama el fútbol, este sí que supone una pasión para todos ellos.

Comments

comments

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.