Compartir

El año de Antoine Griezmann es cuanto menos polémico en lo que al Atlético de Madrid se refiere. Un periodo donde su continuidad ha sido una incognita,  y donde se le ha vinculado con varios clubes desde el pasado verano.
Uno de ellos era el Manchester United pero, desde hace unos meses, el que más resuena como el próximo destino del francés es el FC Barcelona.

Las declaraciones de Guillermo Amor, director de Relaciones Institucionales del equipo culé donde reconoce contactos con el entorno del francés le han servido al club rojiblanco para confirmar lo que venían sospechando desde hace tiempo, las negociaciones del entorno del jugador con el actual equipo que preside Josep María Bartomeu.

El Atlético acudirá a la FIFA para denunciar estos hechos ya que no está permitido negociar con ningún jugador con contrato en vigor, y el francés lo tiene hasta 2021 con el club rojiblanco.

El FC Barcelona se expone a 2 ventanas sin fichar. La denuncia se basa en los artículos 17.4, 17.5, y 18.3 del Reglamento sobre el Estatuto y las Transferencia de jugadores

Se inicia un proceso desde la capital de España hacia la ciudad condal que tiene a la estrella de los de Diego Pablo Simeone entre medias y que desde el club, se consideran las negociaciones desestabilizadoras tanto al jugador, como al equipo.

No es el primer caso que repercute a Atlético y Barcelona, pasó con Oliver Torres, Koke o Saúl. En esos caso el club rojiblanco no denunció pero, esta vez, parece que sí lo hará.

Comments

comments

Deja un comentario