Compartir
(Fuente | Atlético de Madrid)

Después de la victoria por 3-0 ante Las Palmas, Diego Pablo Simeone atendía a los medios en la rueda de prensa post partido.

En primer lugar, el argentino fue preguntado por la decisión de poner a Giménez antes que a Savic y dijo que “entendíamos que para este partido podíamos tener mejor juego aéreo con José ofensivamente y su salida mucho más profunda”.

Al ser cuestionado por la sustitución de Carrasco por Koke, Simeone declaró: “buscábamos más velocidad e intuía que un paso más con Carrasco nos daba más potencia ofensiva”.

Griezmann, en la entrevista a pie de campo, dejó claro que la actitud del equipo cambió por la charla del propio Diego Pablo en el vestuario. Sobre estas declaraciones y el mensaje que les trasmitió, Simeone contestaba: “desde que empezó la temporada estamos reinventándonos. Quedamos fuera de la Champions y nos dolió. Quedamos afuera de la Copa y nos dolió. Lo que me llevo de hoy es la predisposición del grupo. El grupo está y es un equipo muy competitivo”.

Con 1-0 en el marcador, Thomas estaba preparado para saltar al campo, sin embargo fue Vitolo el elegido después de que Torres hiciera el 2-0. Sobre cómo se podía tomar la gente la entrada de Thomas, el entrenador dijo que: “no mido el pensamiento del ambiente, mido lo que necesita el equipo. Las Palmas cada vez estaba avanzando más y nosotros no íbamos a perder velocidad con Carrasco, Correa, con Griezmann e íbamos a tener mejor salida de pelota con Thomas. Salió bien el cambio. Vitolo también entro muy bien”.

Cuando le preguntan si esta temporada más difícil que la anterior, Simeone decía: “es distinta. Hay que seguir reinventándose. Quedan cuatro o cinco días para saber decididamente ‘bueno de aquí al final terminamos con esta misma plantilla’. Los jugadores lo saben y están inquietos porque necesitan jugar. Este año no tengo ninguna duda de que voy a terminar siendo mejor entrenador”.

En cuanto a la actuación de Fernando Torres: “fue importante, de menos a más en relación a lo que sucedía en el campo”.

Por la composición de la plantilla y las salidas o llegadas, Simeone contaba que: “estamos esperando ver qué sucede, no cierro ninguna puerta. Esperar estos días para terminar de redondear los muchachos que afrontaremos los desafíos de LaLiga y la Europa League”.

Con la derrota ayer del Valencia, le preguntan a Simeone si ya dejan de mirar hacia atrás para mirar hacia arriba. El entrenador dijo: “El Barcelona está lejos, es muy difícil que tenga caida. Nosotros nos miramos a nosotros mismos”.

Comments

comments

Deja un comentario