Compartir
(Fuente | La Gradona)

Nos gusta la Europa League. Hay que reconocerlo: los equipos semidesconocidos, el ambiente underground europeo y esa atmósfera de fútbol pasional por encima del teatro de la Champions, es algo que encaja muy bien en el aficionado del Atleti. Eso no quita el amargor de haber caído a las primeras de cambio en la máxima competición continental, pero la Europa League siempre atrae. Esta semana toca hablar del FC Copenhague.

El fútbol danés históricamente ha vivido a la sombra del sueco. Los suecos, tanto a nivel club como selección nacional, siempre tenían más éxito y caché.

Dinamarca ganó la Eurocopa 1992 participando gracias a una invitación de la UEFA. (Fuente | GETTYIMAGES)

Eso cambió en 1992, cuando Dinamarca, invitada a la Eurocopa debido a la guerra de Yugoslavia que impedía a los balcánicos jugar, dio la campanada más grande de su historia al ganarla. Una Eurocopa celebrada… en Suecia.

El fútbol danés se catapultó a la fama. Estalló la fiebre del balompié en la península de Jutlandia y Europa entera se enamoró de los Schmeichel, Larsen, Jensen o Laudrup. Evidentemente, ese triunfo no tardó en reflejarse en el fútbol local, y más concretamente, en la capital. Copenhague fue el ejemplo de estallido futbolístico trasladado a los clubes daneses; y es que tan sólo 5 días después de la victoria sobre Alemania, se fundó el FC Copenhague. Sí, 5 días.

Tradicionalmente, en la ciudad de la Sirenita convivían tres clubes: el Kjøbenhavns Boldklub, el Boldklubben 1903 y el Brøndby IF. Los dos primeros solían dominar el campeonato nacional, hasta que mediados los 80, el tercero, más apartado del centro de la capital, comenzó a arrasar.

El Copenhague ganó su primera liga el año de su creación. (Fuente | FC Copenague)

Los otros dos, que cada año que pasaba perdían más fuerza, decidieron cruzar sus caminos para acabar con la hegemonía del club del extrarradio. Los dos últimos pasos los darían con la victoria del combinado nacional y con la reconstrucción del Estadio Nacional, el Telia Parken.

Así nacía el actual Copenhague, que ha ganado mucho poder y lustre no sólo en su país, sino también en Europa. Ahora son, con diferencia, la potencia futbolística más importante de Dinamarca, y actualmente también son el club más relevante de Escandinavia, relegando a segundos planos clubes tan míticos como el Goteburgo, el Rosenborg o su propio vecino Brøndby, cuyos derbis no tienen nada que envidiar a los clásicos europeos, pero que suelen saldarse con victoria para los Leones.

El Derbi Copenhague – Brøndby es de los más calientes en los países nórdicos. (Fuente | GETTYIMAGES)

De hecho, el reto de los Byens Hold (los chicos de la ciudad, un mote con una clara referencia a sus vecinos de las afueras) de los últimos años va más allá de ganar la Superliga danesa, de la cual suma 10 títulos, para comenzar a ser un habitual de Champions y Europa League y competir con los mejores del continente. Algo que está consiguiendo poco a poco.

En España ha crecido el conocimiento de este club a raíz de sus enfrentamientos con Madrid, Barcelona y Atlético, pues se ha visto las caras con los tres, aunque el pionero en viajar al Telia Parken fue el Atleti en 2007, en la madre de la actual Europa League, la Copa de la UEFA.

Copenhague – Atleti de 2007 | Foto: Getty Images

Curiosamente, en aquel formato de competición, con grupos de 5 equipos, sólo se jugaban dicha fase a una vuelta, por lo que el Copenhague nunca visitó el Vicente Calderón. El Atlético se impuso 0-2 en el Parken.

En la actualidad, tanto unos como otros han tenido un verdugo común: el Qarabag. Los daneses, en el playoff de entrada a la fase de grupos de la Champions no pudieron con los azeríes, y cayeron a la Europa League. Mismo sino tuvo el Atleti, que de haber vencido a los del este de Europa, ahora mismo estaría metido en la lucha por los cuartos de final de la Liga de Campeones. 

Por suerte para el Atleti, la vía europea sigue viva, y ya con pie y medio en la siguiente ronda. Sigamos disfrutando, porque la Europa League, con menos glamour, menos lujo y más añeja que la Champions, también nos gusta.

DATOS

  • Primer partido de Europa League que vivirá el Metropolitano con la visita del Copenhague. El último que vivió el Vicente Calderón fue un Atlético 0-2 Rubin Kazan, con la famosa subida al córner de Sergio Asenjo que acabó con el segundo tanto ruso.
  • El Atleti ya se vio las caras con uno de los clubes progenitores del Copenhague, el Kjøbenhavns Boldklub, en la primera ronda de la Copa de la UEFA de la temporada 74/75. Pasaron los rojiblancos con un 6-3 en el global. Es el único precedente que tiene con otro equipo danés.
  • En la web del FC Copenhague, el club ha publicado un artículo acerca del cambio de estadio del Atleti. En él, hablan del Vicente Calderón, de la construcción y localización del Metropolitano y hasta del himno del Centenario de Joaquín Sabina. Éste es el enlace (en danés): https://www.fck.dk/nyhed/fra-vicente-calderon-til-wanda-metropolitano
  • Siempre que superó la ronda de dieciseisavos de final de la Europa League, el Atlético de Madrid acabó llevándose el torneo. La primera, ante el Galatasaray, y la segunda, ante la Lazio.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.