Compartir
El técnico argentino realiza indicaciones. (Fuente | Atlético de Madrid)

¿Hoy está más imposible la Liga?

Los números son los que son. El Barcelona normalmente no perdería cuatro o cinco partidos de acá al final, pero es fútbol y como es tan maravilloso nosotros lo único que nos queda es ganar el próximo partido, pensar en seguir mejorando. Tuvimos el partido de ida 1-1, el partido de vuelta 1-0, pocas situaciones de gol, el primer tiempo malo, el segundo tiempo bueno… no estamos tan lejos, no estamos lejos, para nada. Viendo el segundo tiempo, está claro que si vamos para ese lado la verdad que me llevo una buena sensación.

¿Se le puede pedir más al equipo?

A mi equipo siempre le exijo más, como exijo más a mí mismo y creo que es la única manera de no detenernos en nuestro crecimiento. Son seis años que intentamos seguir buscando mejorar y no vamos a detenernos hasta el día que esté en el club. Lo que sí está claro es que si le quitábamos la camiseta a Messi y se la poníamos la del Atlético de Madrid, posiblemente el Atlético ganaba 1-0, pero juega en el Barcelona. Esto es como en el barrio: cuando el mejor lo elige uno, no es tan fácil. Esta vez el mejor juega para ellos.

¿Hay posibilidades de encontrarse la liga abierta en otro momento?

No tenemos ninguna duda de que por nuestro pensamiento siempre creeremos en que podemos acercarnos a este objetivo. Lo que sí no podemos corrernos de una realidad numérica: en 14 años salió 13 veces Real Madrid y Barcelona, el segundo solo fue una vez el Villarreal, está claro que no es fácil. Nosotros hicimos posible lo imposible. Ahora está claro que no va a ser todos los años, porque obviamente hay una tendencia que los números son difíciles de contrastar.

¿Barcelona – Atlético el mejor partido en España?

A eso no me apresuraría a hablar. Lo que sí me pone contento es ver un Barcelona cerrado, fuerte defensivamente, que con el 4-4-2 puede jugar tranquilamente y no crear solo en fútbol que hay una forma de jugar con el 4-3-3… lo que está haciendo Valverde me parece maravilloso porque se reinventó ante la salida de Neymar, potenció los futbolistas extraordinarios que tiene, juega 4-4-2 o 4-2-3-1… y se puede jugar, no hay un sistema en el fútbol, hay futbolistas.

¿Lo que menos le gustó?

Lo que menos me gustó se lo digo a ellos. Lo que más me gusto fue el segundo tiempo que somos nosotros: siendo peleantes, jugando, insistiendo, buscando alternativas… y no pasa por los sistemas. Porque con el mismo sistema del primer tiempo metimos cinco goles en Sevilla y cuando hicimos los cambios, que entraron Vitolo y Correa, nos metieron dos goles. No es cuestión de sistema, es cuestión de jugar como jugamos en el segundo tiempo.

¿Por qué el primer tiempo no pudo ser así?

Porque no pudimos llegar bien a la presión, no pudimos asociarnos mejor, ser claros en la primera salida… por eso.

¿Qué le pareció que la primera tarjeta fuera para Messi?

Eso le tienes que preguntar al árbitro, yo no soy árbitro.

¿Qué se les dice a los jugadores en el vestuario con los halagos a Messi?

Lo que más hablamos en el entretiempo es ser nosotros. Más allá del resultado que podía suceder en el segundo tiempo, sentirnos tranquilos con nosotros mismos. Yo me voy tranquilo con lo que hicimos en el segundo tiempo porque es lo que queremos y lo que somos. Perder como el primer tiempo los dos tiempos, habría sido diferente mi apreciación. Perder como perdimos, se puede perder porque es fútbol y porque es un juego.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.