Compartir

Y un día después de la final de la Copa del Rey se disputó el encuentro entre Atlético y Betis. No defraudó. El segundo y quinto de la liga brindaron un partido emocionante, con tensión, que pudo acabar del lado de uno u otro equipo. Simeone reservó pensando en el encuentro de Londres, aunque el conjunto rojiblanco mostró su carácter competitivo frente a un Betis que no se achantó en ningún momento.

Pero los primeros en avisar fueron los sevillanos tras aprovechar la descolocación del equipo atlético después de botar un córner. Un contraataque rápido de Boudebouz y la correcta colocación de Juanfran Torres permitió al equipo colchonero salir indemne de la falta de decisión del jugador bético.

Respondió de inmediato el Atlético con dos ocasiones claras de Fernando Torres. Un buen pase elevado de Gabi dejó solo al ‘9’ del Atlético que, en fuera de juego, remató ante la salida del meta bético. La segunda, ya en posición correcta, permitió ver la definición por excelencia del ‘Niño’: balón picado tras la salida del portero. Después de un gran centro de Juanfran, Torres orientó de primeras ante Bartra y elevó la bola en la salida de Dani Giménez, pero Mandi evitó el tanto del canterano rojiblanco.

El Atlético apretó, pero no encontró su premio y las malas noticias se acumularon en el lado verdiblanco. El portero y capitán, Dani Giménez, se lesionó en un despeje en largo. Pedro López, portero del filial bético, salió en su lugar. Sin embargo, el equipo de Setién acabó la primera parte con dos ocasiones manifiestas de gol. Loren y Javi García tuvieron en sus botas la posibilidad de adelantar a los de Sevilla, pero Saúl y una mala definición evitaron el primer gol del encuentro.

Tal como se desarrolló la primera mitad, comenzó la segunda. El Atlético volvió a la carga, pero Vitolo no acertó en su remate con diestra. Ángel Correa se adentró en el área y colgó el esférico ante la llegada del canario, que se lamentaba tirado en el interior de la portería por la ocasión fallada. No tardó en devolver el golpe el Real Betis. De nuevo Javi García tuvo en sus pies el gol, aunque esta vez no llegó a impactar el esférico tras una jugada magistral de Boudebouz que dejó sentado a Stefan Savic.

A la hora de juego Griezmann, Koke y Vrsaljko, este último por la posible lesión de Juanfran, saltaron al terreno de juego. No influyó en el devenir del encuentro, aunque permitió al Atlético elaborar más las jugadas y jugar por dentro. Sin embargo, los visitantes avisaron con un remate de Cristian Tello a la madera. El extremo avisó con su tiro, que no pudo alcanzar Oblak, aunque acabó marchándose por la línea de fondo en el rechace.

Y de palo, a larguero. Esta vez sería Saúl Ñíguez, que tras recoger un balón en el balcón del área no se lo pensó y de rosca mandó el balón al travesaño. El partido, de poder a poder, se mantuvo en el alambre hasta el último momento. Pero Jan Oblak tuvo la última palabra para dejar en empate el encuentro. Una buena internada de Barragán acabó en un potente tiro al primer palo que despejó con la muñeca el meta esloveno. Volvió a responder Saúl, pero su remate de cabeza a la salida de un córner se marchó excesivamente cruzado.

El partido terminó con una pequeña tangana entre varios jugadores tras un empujón de Joel Campbell a Koke, que le reclamaba explicaciones por su acción. Finalmente, reparto de puntos en el Metropolitano y a pensar en el viaje a Londres para celebrar la ida de la semifinales de la Europa League.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.