Compartir
El Atleti - Marsella tuvo varios incidentes en la grada visitante. (FUENTE | UEFA)

La primera que se enfrentaron el Atlético y el Marsella sucedieron varios asuntos extradeportivos que causaron la clausura del Calderón durante un partido europeo.

Cuando Atlético de Madrid y Olympique de Marsella se vieron las caras en 2008 el fútbol pasó a un segundo plano. El equipo francés visitó el Vicente Calderón con motivo de la jornada 2 de la fase de grupos de la Champions. El marcador final de aquel encuentro fue 2-1, gracias a los goles de Agüero y Raúl García para el Atlético y de Niang para el Marsella, todos ellos antes del minuto 25 de partido.

Sin embargo, el partido pasó a la historia por varios incidentes extradeportivos. El primero de ellos, lamentable, fue la presencia de 1200 ultras en los alrededores del antiguo feudo colchonero. La ribera del Manzanares se vio llena de hinchas peligrosos que se enfrentaron con la policía, con Santos Mirasierra como líder de estos disturbios con los agentes españoles. Esto le llevó a pasar incluso seis meses en prisión.

Por otro lado, en el campo se tuvo constancia de unos supuestos gritos racistas por parte de la afición colchonera hacia los jugadores de raza negra del Marsella: Niang, Mandanda y Hilton. El supuesto cántico racista era el grito que los atléticos dedicaban al astro argentino Sergio Agüero, ‘Kun Kun Kun’, similar a los lamentables gritos que se escuchan en muchos campos de fútbol con significado racista. La UEFA entendió aquello como unos gritos denunciables y sancionó con un partido a puerta cerrada al Atlético.

El equipo, por lo tanto, se jugó ante el PSV el pase a octavos sin aficionados y venció en un extraño partido 2-1 al conjunto holandés, con tantos de Simao y Maxi. La afición rojiblanca protestó por esta medida pero animó a los suyos desde fuera del campo. Como curiosidad, el Atlético pasó como segundo de grupo tras el Liverpool, y cayó eliminado con el Oporto en octavos de final.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.