Compartir
Las jugadoras celebran un gol en el Cerro del Espino. (Fuente | La Gradona - Alberto Hernández Heranz)

Confianza y seguridad. La receta perfecta para plantarse en la vuelta de los cuartos de final de la Copa de la Reina. El ambiente hostil – entendiendo el adjetivo desde lo positivo – y el rival dispusieron un encuentro parejo y con la tensión que merece el pase a las semifinales. Apretaron las valencianistas en el inicio y pudieron poner el primero de la noche a través de Lombi. Recorte de la atacante, tiro al palo contrario y parada de Lola Gallardo en dos tiempos.

No tardó en responder con contundencia el equipo de Villacampa. La capitana rojiblanca inició la jugada por la izquierda, combinó con Ángela Sosa que centró atrás para la llegada, tras semifallo de la defensa local, de Amanda Sampedro para cruzar a la perfección con la derecha. El Atlético de Madrid Femenino conseguía el objetivo primordial: anotar un tanto que, al menos, igualara la eliminatoria en caso de desastre. Pudo ampliar su ventaja el equipo colchonero mediante los once metros, pero la colegiada no advirtió la pena máxima tras un pisotón sobre Sonia Bermúdez en el interior del área.

Siguió apretando el conjunto atlético, pero no encontró premio a su insistencia y juego rápido en la salida de balón. El hándicap de la temporada volvió a dar vida a las rivales: la falta de precisión en los metros finales. Sin embargo, el conjunto valencianista no bajó los brazos. Una falta al borde del área botada por Ivana Andrés dejó en vilo a la afición local. Su disparo tocado con suavidad se marchó cerca del larguero. Faltó otro susto en las filas rojiblancas: Silvia Meseguer se resintió del tobillo en una mala pisada, aunque pudo continuar sin problemas el resto de partido.

El Valencia CF Femenino saltó al césped con mayor intensidad tras el descanso. El equipo valenciano adelantó más las líneas y comenzó a pisar el área rojiblanca. Avisó de forma seria a través de un disparo lejano de Gio Carreras que impactó en la madera. El fuerte tiro cogió un efecto hacia fuera al que no llegó a despejar Lola Gallardo. El Atlético se salvó y aprovechó la vida extra que le concedió el conjunto local aguantando hasta el final del encuentro.

En juego las semifinales de la Copa de la Reina, el Valencia quemó sus naves a los diez minutos de la segunda parte. Encontró con mayor facilidad el área rojiblanca, pero no la portería de las colchoneras. Una segunda mitad en la que el Atlético no dispuso tanto de la pelota y en la que las combinaciones fueron menores, pero el control defensivo de la situación pesó por encima de lo ofensivo. A pesar de esto, Sonia Bermúdez disfrutó de una ocasión brillante que acabó impactando en el palo. No fue la eliminatoria de la vallecana.

Los cambios se produjeron en el equipo de Villacampa para dar una mayor estabilidad con la salida de Marta Cazalla. Refresco para Ludmila, que peleó y corrió hasta la saciedad, y Ángela Sosa, que estuvo en todas partes para dar paso a Andrea Falcón y Marta Cazalla. Por último, ya en el descuento, la ‘8’ atlética pudo descansar, dejando su lugar a Laura Fernández. Uno de los recambios, Andrea Falcón, fue el que anotó el tanto que selló el pase a las semifinales que se disputarán en Reus. Tras el fallo de Laura Fernández, la canaria empujó a puerta vacía el esférico y disfrutar del premio en forma de gol tras un calvario de un año en forma de lesión.

Pero el Valencia CF Femenino tuvo la última palabra gracias al obús de Marianela Szymanowski que acabó alojándose en la meta rojiblanca. A pesar del golazo de bella factura de las locales, el Atlético de Madrid Femenino ya espera rival en las semifinales de la Copa de la Reina, que se disputarán en Reus el fin de semana del 26 y 27 de mayo. Próxima parada: UDG Tenerife o Real Betis Femenino.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.