Compartir
(Foto: Estudiantes de La Plata)

Colgó las botas a los 35 años, después de 15 años en actividad. Debutó en Quilmes, jugó para Boca Juniors, River Plate, Arsenal, Celta e Inter de Milán y volvió a Quilmes para retirarse.

Conocida la noticia de que Tiago no continuará como ayudante del cuerpo técnico de Diego Pablo Simeone, el nombre de Nelson Vivas sonó como el relevo del portugués en el Atlético de Madrid.

“Me dio la oportunidad de hacer lo que más me gusta sin estar en un lugar tan protagonista. No sé si me salvó del suicidio pero sin duda me ayudó”. Estas fueron las palabras de Vivas para referirse al momento en el que Simeone lo llamó para formar parte de su equipo de ayudantes. Cuando el Cholo llegó a Catania, los caminos de ambos se separaron y Germán Burgos ocupó la plaza que dejaba Vivas.

Nelson Vivas se retiraba en River Plate y comenzaba una primera etapa de alivio después de sufrir descalificaciones de los hinchas cada semana: “Convivir con el insulto me quitaba el placer y no podía poner el foco en jugar”. Pasada la primera etapa, Vivas sintió el vacío con el tiempo libre: “Lo pasé mal cuando dejé de jugar. Tardé en darme cuenta qué era lo que estaba pasando”. Además, en este intervalo se terminó su matrimonio y el técnico entró en una espiral decadente: “Tuve que ir al psicólogo, después tuve que ir al psiquiatra, que me medicó y empecé a estar mejor. Fue duro. Al acompañar a Diego (Simeone) volví a encontrar mi esencia”.

En una entrevista con el diario Clarín, el entrenador habla además de como es convivir con el Alzheimer que sufre su padre desde hace más de diez años: “Estoy acostumbrado. Pero la verdad es que me duele mucho, no lo puedo ver así decrépito como está. Lo sufre más mi mamá que tiene que estar pendiente todo el día, o mi hermana. Es muy duro decirlo, pero yo no podría estar en una situación así, yo pediría que interrumpieran mi vida”.

Como entrenador, vivió su época más exitosa dirigiendo a Estudiantes de La Plata donde consiguió 29 triunfos en los 57 partidos que estuvo en ‘El Pincha’. Su éxito estuvo respaldado además por la promoción y consolidación de jugadores jóvenes como Ascacíbar (hoy en Stuttgart) o Juan Foyth (hoy en Tottenham Hotspur). Su labor en La Plata terminó cuando la dirigencia decidió prescindir de sus servicios tras ser eliminados a las primeras de cambio en la Copa Argentina 2017.

La última aventura de Nelson Vivas tuvo lugar en el club Defensa y Justicia, de la Primera División Argentina. De allí salió después de que el hijo del presidente le dijera que uno de sus jugadores debía salir del once porque afectaba al juego del equipo. Una ‘observación’ que Vivas no iba a aceptar.

Cuando Nelson Vivas deja Defensa y Justicia, le da tiempo para reflexionar y decir: “Prefiero andar en un auto 2003 como el que tengo y estar más tiempo con mi hija. A veces lo material te quita libertad”. El que puede ser, según el diario Marca, nuevo ayudante del cuerpo técnico del Atlético de Madrid dejaba una frase para aplicar: “En una sociedad de consumo vamos trabajando cada vez más horas para cambiar el auto, para tener una casa cada vez más grande, para poder tener cuatro camisas en lugar de una, para ir a un restaurante mejor y cuando te das cuenta la tecla se apaga. La vida se termina y eso pasa de un instante a otro. Uno no sabe cuándo va a pasar, pero creemos que hay mucho tiempo por delante. Estamos seguros de que mañana nos vamos a despertar, pero en realidad no lo sabemos”.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.