Compartir
Foto: Atlético de Madrid

El Celta de Antonio Mohamed será el rival del Atlético de Madrid en la tercera jornada de Liga Santander. Un conjunto con ideas similares a las planteadas por Diego Pablo Simeone pero con más alegría a la hora de plasmarlo sobre el césped.

Fútbol directo, sin titubeos. Así es (o quiere que sea) el Celta que plantea Antonio Mohamed, nuevo entrenador celtinha. El plantel que le ha proporcionado la dirección deportiva viene de la mano a esa idea: jugadores rápidos, con capacidad de último pase, contragolpe y verticales. En defensa también se ha reforzado con nombres como Araújo o Júnior Alonso, jugadores del perfil que agrada a Mohamed: con carácter y fuertes.

Un primer encuentro de menos a más ante el Espanyol no ilusionó a la afición celeste, que dio por bueno el empate ante los de Rubi. Sin embargo, la carta de presentación en el Ciutat de València fue de altos vuelos. 


La victoria frente al Levante, ejemplo idóneo del objetivo de Mohamed

El partido ante el Levante es el claro ejemplo de lo que quiere el míster de sus jugadores. Fuerza en los cortes y centros laterales con despejes dentro del campo, un punto clave en el equipo gallego. Araújo, Roncaglia y Cabral intentan buscar bandas en los despejes pero dentro del terreno de juego. A partir de ahí: la explosión.

El Celta ha conseguido cerrar una plantilla que encaja a la perfección con la idea de Antonio Mohamed.

El objetivo principal de esos despejes es optar al contragolpe que busca Antonio Mohamed. El balón debe caer en los pies de Sisto, Lobotka o Aspas (que baja mucho a recibir). Ante el Levante, fue Sisto el que hizo diabluras y, en el gol de Maxi Gómez, dejó la imagen que define a este Celta. Toques rápidos de Aspas, Sisto y Lobotka para un último pase que Maxi Gómez finalizó a las mil maravillas.

El equipo celeste ilusiona. Tiene argumentos y calidad de sobra para conseguir lo que busca su entrenador. Cabe destacar que Maxi Gómez o Aspas aún no están a su mejor nivel y deben ser jugadores claves en el plantel. 

Foto: Real Club Celta de Vigo

En lo que respecta al enfrentamiento frente al Atlético de Madrid, Simeone se reencuentra con un amigo de la infancia, con el que ha crecido personal y futbolísticamente. Por ello, podemos encontrar tantas similitudes entre ambos planteamientos. Un fútbol directo basado en la rocosidad defensiva.


Jugador clave: Pione Sisto

En condiciones normales, Iago Aspas debería ser el jugador más determinante del Celta. Sin embargo, Pione Sisto reúne las condiciones necesarias para considerarle el jugador más peligroso de la jornada en Balaídos.

La ausencia de Juanfran y la falta de adaptación de Arias apuntan a una titularidad de Savic o Giménez en el costado, dos centrales reconvertidos que sufrirán ante la verticalidad del danés. Además, viene de hacer un partidazo ante el Levante, llega con confianza y el juego de Mohamed le viene como anillo al dedo.

 

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.