Compartir
(Foto: Atlético de Madrid)

Un mes antes de que se cumpla el año de la lesión que le apartó ese día de los terrenos de juego, Rubén Fernández ha debutado en partido oficial esta temporada con el Atleti B.

El mes de octubre de la pasada campaña, pasados pocos minutos del encuentro que disputaba el Atleti B como visitante en San Sebastián de los Reyes, Rubén Fernández veía escapar la temporada tras sufrir la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. La gravedad de la lesión se confirmó el 17 de octubre, dos días después del partido, en la web del club.


Un infortunio en un momento dulce de su carrera

Rubén tuvo la suerte de formar parte del primer equipo en el ‘stage’ de pretemporada que el primer equipo, dirigido por Simeone, hacía habitualmente en Los Ángeles de San Rafael. Junto a él estuvieron Keidi, hoy en el Atlético Malagueño, Juan Moreno, hoy en Cartagena, Sergi González, hoy en Armenia y Diego Conde, cedido en el Navalcarnero. Todos ellos afrontaban con ilusión y grandes expectativas la temporada del filial en Segunda División B después de haber conseguido el ascenso unos meses antes. Para Rubén, la temporada duraría menos de dos meses.


Dos meses de buen juego y sensaciones positivas

Fue poco tiempo el que pudo disfrutar del fútbol, pero lo hizo hasta el último instante. Prueba de ello fueron las miradas que atraía su zurda siendo siempre un fijo en los onces de Óscar Fernández y la expectativa que generaba su futuro en el Atlético de Madrid. Con el equipo en la Youth League llegó a jugar dos partidos, en los que consiguió un gol en la derrota ante el Chelsea y fue sustituido en la victoria del equipo ante la Roma. En el Grupo I de Segunda B, Adarve y Cerceda sufrieron los goles de Rubén, un impecable lanzamiento de falta ante los gallegos (3-0) y el tanto que abrió el marcador en el Vicente del Bosque (2-2).


Recuperación en la sombra, pero siempre arropado

Después de haberse sometido a sesiones de fisioterapia y superar con éxito la operación de rodilla, el jugador de por entonces 19 años comenzaba la cuenta atrás para volver a disfrutar con la pelota en sus pies. Si bien fue a finales de febrero cuando el club publicaba en las redes que el futbolista recién podía comenzar a trotar, Rubén no se separaba de su equipo cada fin de semana. Quienes eran asiduos a la Ciudad Deportiva Wanda son testigos de que asistía a cada encuentro que le era posible y estaba en el césped viendo el calentamiento para subir más tarde a la grada junto a los no convocados para ver los progresos de sus compañeros.


La pretemporada como preludio a su vuelta inminente

El Vicente Calderón, lugar todavía de algunas sesiones de entrenamiento de la cantera, vio tocar balón al internacional en categorías inferiores con la selección española recién comenzado el mes de abril. El siguiente paso fue completar la pretemporada a las órdenes de Óscar Fernández, hasta que por fin llegó su momento. Hace exactamente un mes, Castalia recibía la vuelta de Rubén Fernández a los terrenos de juego en el partido que el Atleti B consiguió ganar ante el Castellón (1-2). Antes de que tuviera tiempo de procesar tantos sentimientos, volvió a tener minutos unos días después ante el Atlético Levante (0-0). Por último, disputó algunos minutos en el último amistoso de pretemporada visitando al Melilla (1-2).


Finalmente, el debut oficial

Con paciencia, Rubén Fernández ha visto llegar su momento por fin en esta nueva temporada de manera oficial. Las Pistas del Helmántico fueron el lugar para la vuelta del futbolista, donde disputó una decena de minutos, suficientes para hacer celebrar a todos aquellos que esperábamos el momento, a quienes han estado cerca de él durante la recuperación y para él mismo, que volverá a disfrutar sobre el césped y seguro nos dará muchas alegrías con la camiseta rojiblanca. Bienvenido de vuelta, Rubén.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.