Compartir
Foto: Atlético de Madrid

Atlético de Madrid y lealtad, en lo que a afición se refiere, siempre ha sido un seguro, una obligatoriedad prácticamente para cualquier seguidor de las rayas rojas y blancas. Inmerso en esa vorágine de sentimiento y lealtad, el aficionado colchonero daba por hecho el refrán ‘tú con nosotros, nosotros contigo’. Un jugador comprometido era querido por encima de su rendimiento.

Hablo en pasado. Quizás porque las cosas han cambiado. O quizás porque pueden estar haciéndolo (o eso estoy percibiendo). Es muy posible que las redes sociales tergiversen la percepción que uno tiene de la crítica hasta el punto de multiplicar lo realmente ocurrido. Sin embargo, los desplantes a Juanfran Torres no parecen algo pasajero y fugaz.

Entra tanta lección de ‘no somos como vosotros’, muchos aficionados celebran la lesión de uno de los capitales del plantel colchonero. Algo para replantearse alguna cosa, ¿no?…

Queda claro que la mayoría supera a esa minoría que insulta a sus fieles discípulos. Pero esos pocos, malos colchoneros, manchan una tradición y una lealtad que pocas aficiones tienen y, perdonen que les diga, no estoy dispuesto a perder.

El alicantino recibe en twitter cientos de desplantes por parte de un sector de la afición.

Porque un maldito palo no empaña los esfuerzos de Juanfran Torres en hacer crecer a este club. De la mano del club, él ha crecido una posición que no era la suya pero en la que le ha alcanzado para levantar una Eurocopa con su selección nacional. Casi nada.

Entre todos sus éxitos… un maldito palo. Y para mí, eso no es nada. Un penalti 10 centímetros a la izquierda del gol no empaña una entrega incuestionable de una leyenda (sí, leyenda) de este club. 

Cierto es que su nivel ha bajado el nivel en los últimos tiempos. Cierto es que su banda no es el modelo defensivo a seguir. Pero igual de cierto es que ningún jugador ha conseguido arrebatarle el puesto de momento.

No tengo pensado (y espero que la afición tampoco) cambiar el ‘tú con nosotros, nosotros contigo’. Juanfran no es Arda Turan. Merece el respeto porque se lo ha ganado y porque su esfuerzo le ha llevado a ser uno de los capitanes del Atlético de Madrid. Juanfran Torres es uno de los nuestros.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.