Compartir
Foto: La Liga 123

El centrocampista colchonero, cedido en el Extremadura, se ha afianzado en el centro del campo y comienza a brillar en un sistema que le favorece. Ante el Rayo Majadahonda fue de los más destacados en la goleada de su equipo (1-4).

De interior por la izquierda insertado en una línea de cuatro por delante del pivote. Así juega Roberto Olabe en el entramado ofensivo extremeño. En defensa, el 4-1-4-1 se convierte en un 4-5-1 y se ve obligado a tener que trabajar tanto en la presión como en el repliegue, acciones en las que no disminuye su capacidad futbolística.

Su paso por las canteras de la Real Sociedad y Villarreal, dota a Olabe de un manejo con el balón elevadísimo. Esto, unido al trabajo defensivo y físico que ha adquirido en el Atlético de Madrid, hace del interior un jugador completísimo y sobresaliente en todas las vertientes del juego.

Olabe fue de los más destacados frente a Las Palmas y Rayo Majadahonda, enviando un claro mensaje a Simeone sobre sus capacidades en el centro del campo.

En el Extremadura, Olabe está actuando en un entramado que incentiva sus capacidades. Con Fausto Tienza en el pivote, Olabe y Zarfino – su acompañante – tienen libertad ofensiva por delante, tanto para venir a recibir como para romper líneas (algo en lo que se prodiga más Zarfino).

En salida de balón, Olabe suele dar línea de pase por fuera y al pie, sin romper con desmarques e incluso insertándose entre central y lateral izquierdo para conectar con el esférico. En zona de 3/4, con las líneas más adelantadas, actúa con más libertad hasta el punto de caer a cualquiera de las dos bandas.

Olabe realizó la pretemporada con el primer equipo colchonero. | Foto: La Gradona (Alberto Hernández)

Sus capacidades principales son la seguridad en el pase, el posicionamiento táctico y el trabajo colectivo. Además, cuenta con un nivel elevadísimo de salida en situaciones complicadas (hasta de 3 contra 1).

En clave defensiva, Olabe demuestra que tiene el ‘gen Cholo’. Su llegada a la presión colectiva es posicionalmente excepcional. Esto se suma a su capacidad para vascular tanto en línea de 4 como en línea de 5. Gracias a esa inteligencia táctica, consigue robar mucho balones a lo largo del partido.


Partido redondo frente al Rayo Majadahonda

Roberto Olabe firmó en la que es su casa, el Metropolitano, un partido casi perfecto ante el Rayo. Su equipo goleó con un hat-trick del punta Enric Gallego que restó protagonismo al resto de sus compañeros. Sin embargo, el centrocampista firmó un partido muy notable a pesar de intervenir poco en el juego por la tendencia del Extremadura a volcar el ataque en la banda derecha.

El centrocampista robó hasta 6 balones (la mayoría de ellos por puro posicionamiento), falló solo 4 pases y dio una asistencia magistral en el tercer gol visitante. Fue sustituido a falta de 25 minutos después de un golpe recibido por parte de un rival.

Pases 13 de 17 (76,4% de acierto en pases)
Robos 6
Asistencias 1 (0-3, gol de Enric Gallego)
Pérdidas 4
Regates 3 de 3 (100% en regates)

Mensaje a Simeone: debe jugar en el centro del campo

Su cesión en el Extremadura está afectando de forma positiva en lo que a mensaje se refiere. Su posición en los amistosos de pretemporada fue la de lateral izquierdo (por la falta de Lucas Hernández), esto le privó de poder demostrar su valía en la que realmente es su posición.

De esta forma, demuestra que como centrocampista puede tener su oportunidad de cara a la próxima temporada siempre y cuando mantenga el nivel con el que ha comenzado en el conjunto extremeño.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.