Compartir
Los futbolistas del Borussia Dortmund celebran un gol ante el Sttugart | BVB

El Atlético de Madrid visitará el Signal Iduna Park en su próxima cita con la UEFA Champions League. El partido ante el Borussia Dortmund será el más difícil que vaya a disputar el cuadro colchonero lejos de Madrid durante la fase de grupos. Su nuevo entrenador, Lucien Favre le ha aportado nuevas ideas y ajustes tácticos a un equipo que estaba olvidando su regularidad de los últimos años.

No hace mucho, los Die Borussen eran uno de los equipos más eficaces y peligrosos de una siempre competida Bundesliga. En Europa llegó a maravillar a los apasionados del fútbol con su juego frenético de la mano de Jurgen Klopp. Sin olvidarse de los Lewandowski, Gotze, Sahin, Kehl, Hummels o Subotic.

La marcha del actual técnico del Liverpool, allá por junio de 2015, descuadró a los dirigentes de un club que tenía que fijarse en un entrenador joven y con proyección como lo era Thomas Tuchel. Pero esa etapa terminó antes de lo esperado. Tras este, pasaron sin mucho éxito Peter Bosz y Peter Stoger.

Este mismo verano y después de una temporada para olvidar en el que se sufrió para clasificarse para la Champions, la dirección técnica apostó por un entrenador consagrado en el fútbol francés y que complicó la Ligue 1 al todopoderoso PSG. Ese es: Lucien Favre. Un entrenador salido de las categorías inferiores del Borussia Monchengladbach y forjando un reconocimiento a nivel internacional en el Niza. 

El juego de este nuevo Borussia Dortmund está devolviendo la ilusión a los aficionados del club de Renania del Norte-Westfalia. Su apuesta por las jóvenes promesas de su cantera y de fichajes prometedores de otras grandes academias sumados a los que ya estaban desde hace años, un proyecto forjado a conciencia con presente y sobre todo, con mucho futuro.

Favre ha implantado la formación: 4-2-3-1, siendo uno de los sistemas de juego que está más de moda en el fútbol en los últimos años. En portería está Burki, portero titular. En defensa suelen estar de partida Achraf, Akanji, Zagadou y Diallo. Éstos conforman una de las zagas más jóvenes de Europa con 20,75 años de media. En el mediocentro, Witsel y Weigl son indiscutibles aunque suele haber rotaciones con el danés Delaney. En la línea de mediapuntas están Reus, Pulisic y Jadon Sancho y como delantero centro suelen alternarse Philipp, Larsen y Paco Alcácer. 

Para aprovechar al máximo esta formación los defensas deben contar con la cualidad de la anticipación y de saber realizar vigilancias defensivas cuando el delantero rival cae a las bandas. Tanto Akanji como Zagadou conocen muy bien el papel que deben desempeñar cuando están atacando. Witsel, Delaney y Weigl (mediocentros) son las piezas fundamentales en este esquema táctico donde actúan de freno en el ataque rival además de generar dos contra uno junto con los defensas. El belga es el jugador más hábil de la plantilla para la orientación y creación del juego.

En la zona ofensiva, los mediapuntas ayudan a la presión, basculando hacia los lados donde está el balón. Reus en este caso como mediapunta central ayuda en las líneas de pressing para facilitar la recuperación y salir a la contra. Respecto al nueve el juego de este Dortmund necesita de un ‘9’ que sepa jugar con espacios reducidos, realice triangulaciones rápidas y paredes para que los extremos se sumen al ataque lo antes posible. Para esta función Alcácer es el más cualificado pero el joven Larsen también sabe desenvolverse en estas circunstancias.

El Atlético de Madrid deberá evitar las pérdidas en su propio campo y replegar con bastante firmeza. Los atacantes del BVB destacan por su velocidad como bien han sufrido ultimamente el Leverkusen, Monaco y Sttutgart donde se vieron superados por los contraataques del Signal Iduna Park.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.