Compartir
Foto: Getty

“Figo y Novo fueron los dos únicos interiores derechos que destrozaron a Roberto Carlos”. Palabras de Futre -ni más ni menos- sobre Álvaro Novo, uno de los fichajes más decepcionantes de la historia rec¡ente del Atlético de Madrid. Vino del Mallorca como promesa y se fue como decepción.

El Mallorca de la 2002-2003 fue uno de los mejores en la historia del club. En ese equipo se encontraba un Álvaro Novo que era indiscutible para Gregorio Manzano. Aquel equipo levantó la Copa del Rey y metió una ‘manita’ al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. En todos los éxitos de aquel equipo, Novo fue protagonista.

Después de entrar en el equipo con Luis Aragonés, el interior encontró en Gregorio Manzano su principal valedor. Le convirtió en una pieza importantísima hasta el punto de disputar 33 partidos en Liga y prácticamente todos en la Copa del Rey que finalmente conquistaron.

En aquella temporada, Álvaro Novo fue una de las piezas clave de uno de los mejores ataques del fútbol español. Novo se asociaba con Ibagaza, Riera, Lozano, Pandiani o Eto’o… casi nada. Consiguió anotar tres tantos y disputar más de 2700 minutos.

Foto: AS

Su enorme temporada no pasaría desapercibida para equipos grandes que andaban tras su pista. Con muchas cartas sobre la mesa, Novo se decidió por el Atlético de Madrid, conjunto al que se marchó de la mano de su ‘padrino’ Gregorio Manzano. En el Vicente Calderón, las cosas cambiarían… y mucho.

Álvaro Novo aterrizó en Madrid con rumores que hablaban de una convocatoria con la Selección Española y con un cartel que ilsuionaba mucho a la afición rojiblanca. Todo ello unido a la confianza que le otorgaba Gregorio Manzano en todo momento.

Tras su presentación, todo su futuro (y su presente) se vino abajo. A lo largo de la temporada no dejó de entrar en los planes de Gregorio Manzano, pues fue titular en mucha parte de la temporada, pero dejó fría a la afición del Vicente Calderón, que veía en su figura un posible ídolo en el futuro.

La gris campaña de Álvaro Novo, sin embargo, no quedó tan lejos de la de un Atlético de Madrid que no consiguió entrar en Europa. Por ello, no dejó la titularidad a lo largo de la temporada pero no fue, ni de lejos, algo parecido al jugador que deslumbraba en Mallorca.

La temporada siguiente: el mayor batacazo de su carrera futbolística. Se marchó Gregorio Manzano para que llegue César Ferrando y comenzó a desparecer hasta disputar tan sólo 5 encuentros en la 2004/2005, tan solo uno de ellos en la alineación titular.

Foto: Getty

Álvaro Novo se convirtió en un olvidado, prácticamente un exiliado, del plantel colchonero y acabó su etapa en el Atlético de Madrid para quedar en el olvido de la historia del club. Su próximo destino: la Real Sociedad.

Allí Álvaro Novo no tuvo mejor suerte. A pesar de hacer una primera temporada algo aceptable, marcando dos goles y siendo titular, a la siguiente el equipo bajó a segunda con un Novo en segundo plano y con presencia testimonial.

En la ‘división de plata’ tampoco resurgió y se fue diluyendo hasta el retiro. La promesa que ilusionaba en el Mallorca y auguraba éxitos al Vicente Calderón acabó en nada. Ni en el Atleti ni en la Real Sociedad se acercó al Álvaro Novo del Mallorca… 

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.