Compartir
Foto: Atlético de Madrid

Victoria contundente del Atleti en el partido 400 del Cholo al frente del equipo. Tras una mala primera parte, los cambios hicieron reaccionar a los rojiblancos que ya están en octavos de final de la Copa del Rey.


Lo mejor: la reacción en la segunda parte

Muchos pagaríamos por saber qué les ha dicho Diego Pablo Simeone a los suyos en el descanso, porque el Atleti de la segunda parte no tenía nada que ver con el de la primera. Poco salvable en esos primeros 45 minutos. Solo Adán había dado muestras de estar realmente jugándose algo, demostrando además que los rojiblancos pueden estar tranquilos este año con la rotación en portería para Copa.

Foto: Atlético de Madrid

Entraron después del descanso Lemar y Rodrigo por aquello de que para el Cholo no hay rival pequeño. Fue el francés el que consiguió romper cero a cero inicial con un derechazo desde la frontal – sí, derechazo – imparable para el portero rival. Después se sumarían a la fiesta Kalinic, Correa y Vitolo. Frente a las dudas de la primera mitad, goles de los que más los necesitaban para su confianza en la segunda.


Lo regular: demasiados minutos para los ‘titularísimos’

Se vio obligado el Cholo a recurrir de los más habituales para salvar la papeleta. Arias, Savic, Koke (aunque éste se pierde el partido del sábado por sanción) y Saúl tuvieron que jugar los 90 minutos de un partido que, de haber hecho las cosas bien, no habría sido más que un simple trámite. El que pudo librarse de más minutos fue Lucas Hernández que vio como, cuando el viento ya soplaba más de cara, era sustituido por el canterano Montero. Habrá que ver la gestión de la plantilla del Cholo en unas semanas en las que se acumulan los partidos cada 3 días.


Lo peor: el Atleti de la primera parte

No hay excusas para la primera parte tan mala que se han marcado los jugadores rojiblancos. Sin intensidad cualquier equipo puede plantarte cara, y así hizo el Sant Andreu. Un Sant Andreu que puedo haberse marchado al descanso con ventaja en el marcador si no llega a ser por Antonio Adán y por estrellarse con el palo. La reacción de la segunda parte es también muestra de la indigna actuación en la primera de un equipo como el Atlético de Madrid. Seguro que Diego Pablo Simeone ha tomado nota y no querrá que se vuelva a repetir.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.