Compartir

Quedan poco más de 24 horas para un día marcado en rojo en el calendario de todos los atléticos y no porque tendrá lugar el último encuentro del 2018 en el Metropolitano, ni porque será recordado por ser un partido difícil ante el RCD Espanyol, un equipo que se le ha resistido más al conjunto rojiblanco los últimos años de lo que a Diego Pablo Simeone le habría gustado, sino porque pasará a la historia como el partido de Gabriel Luis Fernández Arenas, “Gabi” aún sin que éste lo juegue. Una de las verdaderas leyendas de la entidad colchonera como lo es el madrileño hace algo más de un mes fijaba una cita para dicho día con toda su afición para despedirse como antes no había podido.

El centrocampista siempre se ha definido a sí mismo mientras jugaba en el Atlético de Madrid como un aficionado que tenía la suerte de defender en el campo al equipo de sus amores, de igual manera que se encargó de recordar en varias ocasiones que esta suerte de la que hablaba era efímera y aseguraba que cuando se terminase seguiría honrando los colores, al igual que cuando era niño, desde la grada y tal y como lo hacía todas las semanas desde el terreno de juego desde que dicha suerte le acompañaba. 

Gabi es una de las figuras más ilustres del Atlético de Madrid y su homenaje deberá estar a la altura.

Será recordado por todos por su infinita amabilidad y educación como persona, por su cercanía con el aficionado, por su profesionalidad, si compromiso, su liderazgo, por luchar con sus compañeros como si fueran sus hermanos derrochando coraje y corazón… en definitiva por predicar con el ejemplo de los valores atléticos y ser el espejo en el que todas las generaciones venideras se miran ansiosas por aprender de él.

La afición colchonera tendrá la oportunidad de volver a marchar ‘a la voz del Capitán’. 

Desde que el pasado verano tomó la difícil decisión de abandonar la entidad que le vio crecer, han sido innumerables las muestras de cariño y agradecimiento que ha recibido por parte de la afición de la que él mismo forma parte. La que probablemente tuvo más repercusión y sobre la que aseguró públicamente que “le llenaba el alma” fue una pancarta que se desplegó durante las semifinales del mundial en Rusia que enfrentaba a Francia y a Bélgica que rezaba: “Gabi 14 eterno capitán”.

Hoy por hoy, independientemente de que ya no juegue para el club, Gabi sigue haciendo gala del sentimiento de pertenencia que tiene hacia el Atlético  y es que una simple fotografía o un mensaje en las redes sociales le sirven para dejar claro que esté donde esté no olvida a su Atleti. Y es que la relación profesional entre ambos puede que, por el momento, haya terminado, pero es casi seguro que no será un adiós sino tan solo un hasta pronto, puesto que ha manifestado su deseo de volver algún día ya retirado, como empleado del club para ayudarle de la manera que pueda a seguir creciendo.


Lo que sí tenemos todos 100% claro es que la relación personal de Gabriel Fernández con el Atlético de Madrid es como la mía, que estoy escribiendo esto, o como la tuya, que te estás sintiendo identificado con su historia, no terminará hasta que la muerte les separe. 


Por todo esto, los actos de este sábado en el metropolitano servirán para poner un broche de oro rojiblanco al capítulo por ahora más largo de la historia Gabriel Luis Fernández Arenas-Club Atlético de Madrid, el cuál todos los atléticos esperamos y deseamos que no sea el último. Acude a este acontecimiento tan importante para todos y marchemos todos juntos una penúltima vez a la voz del capitán.  

 

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.