Compartir
Kalinic celebra su gol ante el Valladolid | Atlético de Madrid

El delantero croata Nikola Kalinic está devolviendo a base de goles la confianza de Simeone demostrada sobre él. La lesión de Diego Costa ha sido la clave para que el ex de la Fiore sea el ariete titular acompañando a Griezmann. Su papel fue importante ante el Alavés y ante el Valladolid donde abrió la senda del triunfo. Todavía se desconoce si el Atlético de Madrid decidirá acudir al mercado en busca de un delantero más potente. 

El pasado verano, Diego Pablo Simeone pidió a la secretaria técnica rojiblanca un jugador con olfato goleador y de las mismas características que el delantero hispano-brasileño, Diego Costa. Andrea Berta indagó por las ligas europeas en busca de delanteros que podrían encajar en el sistema de Simeone y que entendiera cual sería su función. El elegido sería Nikola Kalinic con una amplia trayectoria en Europa.

En el Dnipro ucraniano y la Fiorentina disfrutaron de sus mejores temporadas, en ambos conjuntos sería la clave esencial de los éxitos y triunfos de sus equipos. Eso provocó que el Milán apostase por él para ese nuevo proyecto ilusionante de los de San Siro. Sin embargo, meses después saldría por la puerta de atrás dirección Madrid.

Ya, en el Atlético de Madrid, su temporada comenzaba un tanto complicada e inquietante para aficionados y para el propio Nikola. Cuando el partido requería un delantero con gol, Simeone acababa confiando en otros jugadores como Borja Garcés o Gelson Martins, como delantero. En ese primer mes (agosto-septiembre), marcado por esas suplencias y por una lesión de tobillo que agravaba su situación, solamente disputaría los 34 minutos en la derrota de Balaídos.

La sombra de los Sinama Pongolle, Jackson o Gameiro comenzaba a rondar nuevamente sobre la entidad del Metropolitano. El delantero irreemplazable de Simeone decidía operarse después de meses con molestias en su pie izquierdo. Por lo tanto, Kalinic tomaría ese protagonismo que requería el momento. Una papeleta que parecía difícil tras lo visto en los meses anteriores donde se presagiaba un nuevo fracaso en la elección de un delantero. 

Pronto ese presagio se empezaba a disminuir al convertirse en el jugador que abriera el marcador ante Alavés y el Valladolid. Ante los babazorros aprovechó un centro lateral de Arias para batir a Pacheco en el 3 a 0. Ya, en tierras pucelanas recogió un pase filtrado al hueco de Griezmann para superar por bajo a Masip. En aquellos partidos se pudo contemplar su lucha, trabajo y sacrificio. Unos hechos que permiten a Kalinic empezar a ganarse el respeto del público, compañeros y entrenador.

No obstante, aún le queda progresar en el esquema de Simeone. Durante el partido ante el Espanyol, se pudo ver a Koke pidiéndole que se acercase más a pedir el balón. Pero hay más fases del juego donde debe mejorar como el entendimiento con sus compañeros de ataque o aguantar el balón de espaldas.

No hay dudas de que si Nikola continúa así despejará todas las dudas que había sobre su futuro en el Atlético de Madrid. 

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.