Compartir

El Atlético de Madrid disputará el próximo día de Reyes Magos su primer partido de 2019. Una cita que se antoja complicada según lo visto durante los meses y visitas anteriores al Ramón Sánchez Pizjuán. Este nuevo Sevilla de Pablo Machín está demostrando que puede llegar muy lejos en la Liga Santander y está peleando semana tras semana con los grandes del campeonato nacional. Sarabia, Ben Yedder y Kjaer son los jugadores sevillistas que están mostrando mayor regularidad y liderazgo. 

En Nervión no se habrían imaginado que a estas alturas su equipo estuviera en los primeros puestos de la clasificación por encima de Real Madrid, Valencia o Villarreal, donde estos dos últimos parecían tener plantillas y proyectos, aparentemente afianzados. Después de una temporada tortuosa en la 2017/18 y pasando varios entrenadores por el banquillo (Berizzo, Montella y Caparrós), Pablo Machín parece haber dado con la tecla en un Sevilla que parecía perdido.

Un 3-5-2 con firma de autor

El técnico soriano ha implantado el esquema que le ha llevado al éxito. Ese famoso 3-5-2 que utilizó en Girona y dió buenos frutos, en Nervión está calando en jugadores y aficionados. Los dos puntos clave de este esquema es favorecer la progresiva incorporación de los interiores a través del juego en corto combinativo y la amplitud que se le da a los MD-MI.

Importancia de contar con dos MCD dominadores de conceptos defensivos (robos, marcaje, intercepciones). El Sevilla se reforzó el verano pasado en el mediocentro (Gonalons, Roque Mesa, Amadou) siendo conocedor de la necesidad de contar con este tipo de centrocampistas. Se recomienda posicionar uno fisico y otro más técnico.

En la parcela ofensiva se encuentra el MCO (Sarabia) donde cuenta con una libertad de movimientos innegociable. Otra de sus funciones son las ayudas en defensas, esperar los rechaces en la frontal del área y pases precisos por dentro.

En cuanto a Ben Yedder y André Silva, uno de estos tendrán que ser la referencia (Silva) y el otro debe caer a las bandas (Ben Yedder) para abrir el campo y así, generar espacios para otros jugadores de segunda línea. También cabe la opción del desmarque pero puede producir desajustes en el juego de su equipo. 

¿Como atacar una formación 3-5-2?

El esquema 3-5-2 se está viendo cada vez más en Europa: Juventus, Hoffenheim, la Italia de Antonio Conte, Chelsea… Pero, ¿cómo se puede generar peligro ante una formación tan arriesgada? El Cholo Simeone estará buscando la solución ante este problema que se le presenta el 7 de Enero.

Una de las soluciones sería la de buscar superioridad por dentro colocando a alguno de los mediapuntas o interiores (Lemar, Griezmann, Koke) entre los centrocampistas y centrales rivales para que uno de los zagueros tenga que saltar la línea.

La segunda opción que hemos podido recabar es aprovechar los intervalos de los centrales y carrileros del Sevilla para ganar la espalda de dicho intervalo mediante centros laterales o balones en profundidad. Otro punto a señalar: estar atento en las zonas de pérdida y fases de creación del rival.

Los papeles de Kjaer y Sarabia al borde de la perfección 

Este nuevo Sevilla está liderado en defensa por un Kjaer que se encuentra sólido con esa defensa de tres. En escasas ocasiones se le ha visto al danés fallar durante la presente temporada. Uno de sus mayores características es su fortaleza aérea donde suele imponerse la gran mayoría de saltos.

No obstante, otra de sus habilidades es la de cubrir los espacios que puede dejar Jesús Navas, Carriço o el pivote defensivo cuando salen de su zona. También es fuerte en espacios reducidos en los que va al límite en los cortes además de mostrarse agresivo en la marca. Por eso Simeone pretende alinear arriba a Correa para aprovechar su movilidad y agilidad en espacios cortos. Sin embargo, con Kalinic, el ‘4’ sevillista se podría encontrar más cómodo.

Otro de los protagonistas es Pablo Sarabia, quien ha desarrollado su mejor fútbol con la libertad de posición que le ha otorgado Machín. Como se puede ver en sus estadísticas (6 goles y 6 asistencias en Liga) el Sevilla necesita de sus incursiones en el área, visión y creación para sacar los partidos adelante.

Sarabia, el gran baluarte del ataque hispalense | @SevillaFC

El lado débil sevillista

Tanto Atlético de Madrid como Sevilla parten con bajas dolorosas en los carriles. Si están ausentes los Filipe Luis y Lucas por parte colchonera, los hispalenses parten con la presumble baja sensible de su capitán, Jesús Navas. Una ausencia que será suplida por Quincy Promes, un delantero reconvertido a lateral/extremo por obligación.

 

En esa banda derecha es donde el Atleti deberá insistir más en el juego para hacer daño a un Sevilla que se ha mostrado seguro en el Sánchez-Pizjuán. Por ese mismo carril llegaron tres de los cinco goles (Gol de Diego Costa, Koke y 3º de Griezmann) que anotaron los madrileños en el último duelo de Liga Santander (1-5) en el Pizjuán. 

Para evitar que el ex del Spartak de Moscú progrese por banda para el dos contra uno en ataque, la mejor solución sería posicionar a Lemar en el lado izquierda junto a Saúl que partirá de titular en el lateral izquierdo. Un movimiento que impediría que el holandés no realice internadas con asiduidad. A falta de dos días para este encuentro es una incógnita si Navas se recuperará. 

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.