Compartir
Foto: Atlético de Madrid

El conjunto de Simeone no aprovechó la oportunidad que le brindó el Barcelona y se queda a seis puntos de los catalanes en la tabla clasificatoria. Un solitario gol de Canales dio la victoria a los verdiblancos.

Lo mejor: Oblak no descansa

El meta esloveno es siempre el mejor. Salvó el 1-0 al inicio del partido en la única opción que tuvo el Betis además de la pena máxima. Cuando el equipo está apático -como esta tarde-, el portero se empeña en dar vida al equipo. Hoy no ha servido para dar puntos porque el equipo (y el árbitro) no acompañó ni un poquito.


Lo regular: Morata no muerde

En su debut, el delantero demostró algún que otro recurso estético y práctico pero no enseñó el ‘gen Atleti’ del que presume: no presionó como si le fuera la vida en ello. La salida de balón pasaba a dos metros del delantero y no corría en busca del robo. Necesita un par de clases más del ‘Profe’ Ortega.

Foto: Atlético de Madrid

Lo peor: Medié Jiménez vio otro partido

El árbitro demostró que ni el VAR ni la competitividad del estamento arbitral evitan que pasen cosas como estas. Lejos del penalti clamoroso sobre Morata que no señaló, el colegiado pitó faltitas sin consistencia, sacó amarillas que no compensaron de un lado hacia el otro y añadió tres minutos de descuento cuando se hicieron 3 cambios, un penalti, una amarilla al guardameta por pérdida de tiempo, dos minutos de detención en la falta sobre Vitolo al borde del área… pues eso, que vio el partido desde el Sánchez Pizjuán.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.