Compartir
Foto: Atlético de Madrid

El pasado sábado Atlético de Madrid y Leganés se vieron las caras en el Metropolitano con motivo de la vigésimo séptima jornada de liga. Los conjuntos de Diego Pablo Simeone y Mauricio Pellegrino respectivamente se enfrentaban con objetivos muy distintos: los rojiblancos, todavía en la pelea por el campeonato doméstico, tratando de no perderle la pista al FC Barcelona y los pepineros con el propósito de aumentar su distancia con respecto a la zona roja de la tabla clasificatoria. 

Este duelo no pasará a la historia por el resultado o el juego de ninguno de los dos equipos sino por lo que aconteció justo después del descanso, antes de comenzar la segunda parte. 

Simeone, con un ojo puesto en el partido de vuelta de los octavos de final de Liga de Campeones, decidió dar descanso a Antoine Griezmann, lo que sumado a las ausencias de Godín y Koke que estaban en la grada, propiciaba lo que sería la primera capitanía del guardameta Jan Oblak casi cinco años después de su llegada a la entidad que fuera del Manzanares. 

Y es que el internacional esloveno está de dulce, pues a este hecho tan importante se le suma el de llevar un mes imbatido, no encaja gol desde el pasado nueve de febrero, cuando lo hiciera durante la visita del Real Madrid al Metropolitano y es el portero de la liga española que más remates a puerta interviene (80%). 

Esperemos que el buen momento que atraviesa el ex del Benfica se alargue todo lo posible, por el bien del Club Atlético de Madrid en particular y por el del fútbol en general, puesto que es una delicia verle jugar.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.