Compartir
(Foto: Atlético de Madrid)

La visita del Burgos a la Ciudad Deportiva termina con tres lesionados, otro partido sin marcar y una derrota después de doce partidos imbatido en casa

Esaba avisado el Atlético de Madrid B de la solidez del Burgos CF durante toda la temporada. Los visitantes también lo estaban acerca de lo inexpugnable del Cerro y supieron aplicarlo en los noventa minutos. Con respeto, pero sin miedo se mostraron unidos en defensa y muy bien conectados en las jugadas de ataque.

Óscar Fernández contaba con la baja de Sami Araújo por segunda vez esta temporada y de nuevo tenía que improvisar la defensa. En esta ocasión, ninguno estaba sancionado y así pudo formar con tres centrales, situando a Montero en el lateral izquierdo. Esa fue la banda que buscaron continuamente los burgaleses y fue el lugar por el que pudieron penetrar la defensa rojiblanca en la mejor ocasión de los dos equipos en todo el primer tiempo. Por suerte, San Román supo tapar el mano a mano de Goti.

En la segunda mitad, los burgaleses tomaron el mando del partido y aunque no concretaban ocasiones, sembraban dudas en la zaga colchonera. En uno de sus ataques, el Atleti B pudo robar y salir a la contra, pero en un sprint continuado, Darío Poveda se iba al suelo y pedía el cambio de inmediato por una lesión muscular en su pierna izquierda. Borja Garcés, apenas con minutos para calentar, entraba en su lugar y tenía que abandonar el terreno de juego apenas cinco minutos después, con lo que parecía una lesión en su rodilla derecha. Por si fueran pocos mazazos en el ánimo del filial, Andrés iba a adelantar al Burgos CF tras un balón perdido en el área local. Los burgaleses nunca habían perdido tras haberse adelantado en el marcador: 22 de 24 puntos posibles. Hoy actualizaron a 25 de 27.

Segunda derrota rojiblanca en los últimos tres encuentros, misma cantidad de caídas en casa en toda la temporada y tres nuevas bajas en el equipo: Darío, Borja y Rubén Fernández, que tuvo un tirón en el último lance del partido. Ahora, el filial encara una difícil visita al Helmántico, después de agudizar su crisis goleadora llegando a 270 minutos sin marcar.

Comments

comments

1 Comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.