Compartir
Foto: Atlético de Madrid

El Atleti llegaba al Camp Nou con la esperanza de mantenerse en la pelea por el título de Liga. Sin embargo, la expulsión de Diego Costa condicionó el partido de los del Cholo que terminaron sucumbiendo en la segunda parte.


Lo mejor: hoy el equipo sí compitió

Hay formas y formas de perder. Se puede caer como en Turín, o se puede caer como hoy en Barcelona. La expulsión de Costa fue un palo para un equipo que había entrado con buen pie en el partido. Pero lejos de deprimirse con la decisión arbitral, el Atleti se reorganizó y no le puso las cosas fáciles al Barça. La actuación de Oblak también ayudó a seguir con vida, está claro.

Hay diferentes formas de caer derrotado. Pero seguro que el aficionado del Atlético de Madrid hoy está contento con la actuación de su equipo. Hoy se pudo reconocer a un equipo competitivo, capaz de rebelarse contra las adversidades.


Lo regular: adiós definitivo a la Liga

Definitivo porque, a pesar de que el título estaba ya prácticamente decidido, la posibilidad de ponerte a 8 puntos con el golaverage a tu favor habría puesto la nota interesante a las últimas jornadas. Ahora, a 11 puntos de distancia con solo 21 por jugarse, resulta imposible que el Barça pinche tanto como para que el Atleti le alcance. Por eso, con casi un mes de competición todavía por delante, los del Cholo han puesto punto y final a su temporada. Queda por decidirse la segunda plaza, sí, pero eso se resolverá por la inercia propia del “partido a partido”.


Lo peor: la expulsión

Siempre pasa algo para que, por H o por B, el Atleti no le pueda competir de tú a tú al Barça en el Camp Nou. Si Costa realmente ha insultado al árbitro no tiene perdón, pero lo que refleja el acta no es lo mismo que lo que muestran las cámaras de televisión. Y ahí es donde aparece la confusión. Parece que es más fácil expulsar a unos jugadores que a otros por la misma acción. Solo hay que fijarse en el color de la camiseta.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.