Compartir
Foto: Atlético de Madrid

Tras la batalla del Camp Nou, el Atleti se despidió de la Liga. No matemáticamente, pero sí que haría falta un auténtico milagro o un cataclismo de dimensiones bíblicas para que el Barcelona no se alzase con el título.

Los de Simeone jugaron durante más de una hora con diez jugadores sobre el terreno de juego y a punto estuvieron de resistir al acoso culé, pero acabaron muriendo en la orilla.

Oblak 8: el mejor de largo. Desesperó al Barcelona deteniendo dos situaciones de mano a mano clarísimas: la primera de Coutinho, y la segunda de Suárez. El esloveno repelió casi todo lo que le vino, salvo los dos goles. En el primero, estuvo a milímetros de desviar el inapelable chut de Luis Suárez. En el segundo, nada pudo hacer solo ante Messi.

Arias 6: buenos minutos del colombiano. Pese a batirse en velocidad con una bala como Jordi Alba, desbordó bastante y sus decisiones fueron siempre con bastante acierto. Fue sustituido en la primera mitad tras la expulsión de Costa.

Godín 6: bien, en líneas generales. Se batió con bastante acierto con Luis Suárez, que hasta el gol, no tuvo su mejor noche. Se le recuerda una mala cesión a Oblak que casi le cuesta un disgusto al Atlético.

Giménez 7: una vez más, el joven central uruguayo demostró el gran momento de forma en el que se encuentra esta temporada. Sobrio en defensa y generando buenas ocasiones a balón parado. Pese a que tuvo molestias durante el partido, su entrega durante los 90 minutos fue encomiable.

Filipe 5: cumplió, sin más. Su banda fue el origen de la gran parte de la producción ofensiva del Barça, aunque fue importante a la hora de mantener el balón en las transiciones por su carril. Le sustituyó Morata en el 58′.

Koke 6: sin hacer mucho ruido, hizo un buen partido. Cumplió, consiguió hacerse en muchos tramos del encuentro con el centro del campo y sujetó al equipo. Se entregó al 100%, en la línea de todo el equipo.

Thomas 7: el ghanés completó un muy buen encuentro. Recuperó mucho, erró poco y aportó bastante también en ataque. Junto con Rodri, forma un gran doble pivote en la “sala de máquinas” del Atleti, y contra el Barça lo volvió a demostrar.

Rodri 7: volvió a demostrar que es el mejor fichaje de la temporada. Sobrio, tocando siempre con criterio y dirigiendo al equipo. Dio un susto al sufrir un golpe en la primera parte y se marchó con el duelo ya sentenciado.

Saúl 7: le tocó, una vez más, ejercer de “todoterreno”. Comenzó de carrilero, pegado a la cal, y puso en serios aprietos a Sergi Roberto. Tras la marcha de Filipe, fue retrasado al lateral, donde sufrió algo más las acometidas culés. Aun así, cumplió con una buena actuación.

Griezmann 8: esta vez sí que pudimos ver al francés rendir al nivel que le exigía el contexto del partido. Muy asociativo, pidiendo el balón constantemente y generando situaciones peligrosas. Le faltó pegada, pero no escatimó esfuerzos y fue el más acertado en ataque. Lo poco que generó el equipo en ataque, lo hizo él.

Costa 3: le volvió a fallar su falta de sangre fría. Gil Manzano le perdonó la tarjeta en un claro codazo a Coutinho. Dejó al equipo con diez durante más de una hora en una jugada intrascendente, en la que perdió los papeles con el colegiado. No tuvo éxito en la media hora que jugó, solo dispuso de un cabezazo que se fue muy alto.

Correa 6: no le favoreció el contexto del encuentro. No tuvo espacio para correr, y cuando lo tuvo, no lo encontraron. Ayudó al equipo en defensa y se empleó a fondo, pero sin éxito.

Morata 6: otro al que tampoco le vino bien este partido tal y como se desarrollo. Aun así, le dio frescura al equipo en ataque y tuvo la ocasión más clara del partido, con un taconazo que terminaría repeliendo un defensa. Llegaba tocado, pero estuvo físicamente bien.

Juanfran 5: no hubo tiempo para verlo en acción. Entró por Rodri con todo visto para sentencia.

Simeone 7: poco se le puede reprochar al Cholo. No se escondió al quedarse con diez y planteó un encuentro bastante valiente para las armas de las que disponía. Se la jugó en cambios como el de Filipe, pero le salió bien. Estuvo a punto de lograr la machada de sobrevivir con uno menos.

Tras la derrota en el Camp Nou, el Atlético se queda segundo con 62 puntos, once por detrás del Barça, que es aún más líder con 73. Tendría que producirse una hecatombe para que los de Valverde no se alzasen con el torneo doméstico. El Atleti lo dio todo, pero no fue suficiente.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.