Compartir
(Foto: Atlético de Madrid)

Antoine Griezmann sabía hace un año que si las cosas no salían como pensaba, el FC Barcelona sería la via de escape para todos sus males: la necesidad de ganar títulos. Hoy la marcha se ha consumado por boca del propio jugador, el que se ha llevado más de 20 millones en esta temporada a costa de una directiva que buscó retenerlo a toda costa, prometiendo un proyecto ganador (la llegada de Lemar) que sedujo al 7 y el conocido como entorno.

En Barcelona, que ya sabrán ellos como denominarse aceptando la llegada de un jugador que les rechazó hace menos de un por medio de un documental cuya productora es de su capitán Piqué, utilizan la llegada de Griezmann como tirita al agujero negro de Anfield teniendo claro que quieren liberar a Coutinho, que además usa el número que quiere su nueva estrella.

El entorno del francés ha jugado un papel fundamental en las operaciones, tanto del año pasado como este, demostrando las fluctuaciones del jugador tanto en sus desesos como en sus decisiones, aunque está claro que algo ha cambiado de un año para otro. Como vimos en La Decisión, Erika Choperena advertía a su marido: “Aquí puedes entrar en la historia, allí serás uno más”. Esta vez, Antoine Griezmann deja de lado al Atlético de Madrid después de que Gil y Cerezo le ofrecieran el contrato más alto de la plantilla y de cualquier deportista de su misma nacionalidad, portando el brazalete de capitán y desembolsando una cantidad nunca antes gastada en Thomas Lemar.

No obstante, Griezmann no es a quién debemos culpar. Jugó sus cartas, se sirvió de la necesidad de la directiva, que estaba entre la espada y la pared por el margen mínimo de maniobra para buscar un sustituto a su estrella y así permitió cualquier exigencia del futbolista. El Atlético de Madrid ha sufrido un duro golpe como institución, rindiéndose a un futbolista que en cinco años no supo ni pudo liderar a sus compañeros, y harto de quedarse lejos de los grandes focos cae en los brazos de otros dirigentes indignos, también sin margen de maniobra, que curan con talonario sus males deportivos.

Comments

comments

2 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.