Compartir
Foto: La Gradona | Alberto Hernández

Después de haber vestido esta temporada los colores del Extremadura, Olabe podría llevar los colores azulgrana nuevamente la próxima campaña, aunque en Ipurúa.

Roberto Olabe no tiene hueco en el primer equipo del Atlético de Madrid y ni el club ni él mismo quieren que se quede una temporada entre el banquillo y la grada. Por esto, ambos están encaminando el futuro a corto plazo con la mira puesta en Eibar. El equipo que dirige Mendilibar sería el destino del salmantino, bien como cedido o traspasado con opción de recompra como se ha hecho con Joaquín Muñoz.

La salvación era el objetivo primordial en el estreno del Extremadura en la Liga 123 y se cumplió con Olabe como protagonista. En su primera temporada en la categoría de plata demostró madurez suficiente y calidad de sobra para ser tenido en cuenta en cualquier equipo que trate bien la pelota. El mediocentro fue el quinto jugador con más partidos jugados (34), un mérito enorme teniendo en cuenta además que pasaron hasta cuatro técnicos por el banquillo del Francisco de la Hera.

Si se encamina la operación, Mendilibar tendrá en su equipo un nuevo joven talento, a los que sabe moldear a la perfección y de quienes explota todo su potencial en beneficio del equipo. El último caso ha sido el de Marc Cucurella, quien después de haber aprovechado la oportunidad en el conjunto armero, ha conseguido ser de gran importancia en el equipo y han apostado por él comprando su pase al FC Barcelona, club que lo cedió y que tiene todavía opciones de recompra.

Así, todas las partes verían con buenos ojos la operación y Roberto Olabe tendrá en Eibar la oportunidad de demostrar que está capacitado para tomar el timón de un histórico en Primera División como preludio a llevar el mando en el futuro Atlético de Madrid.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.