Compartir
(Foto: Atlético de Madrid)

El estreno liguero en casa deja un sabor amargo por el resultado y la impotencia de haber dominado a una madura Peña Deportiva

En la previa del encuentro entre el Atlético de Madrid B y la Peña Deportiva conocíamos las bajas de Javier Montero y Víctor Mollejo mientras encaminan su futuro al Deportivo de La Coruña. Sabiendo esto, Nacho Fernández introdujo tres cambios en la alineación respecto a su estreno: Manu Sánchez por Medrano, Óscar Clemente por Adrián Ferreras y Germán Valera por Mollejo.

Los primeros compases del partido mostraban un filial con el mismo dibujo mostrado en Luanco. Tropi mandando, con Juanma Sanabria y Óscar Clemente a su lado. Arriba el tridente lo formaron Cedric, Camello y Valera, de izquierda a derecha. Este último no pudo entenderse con Solano en la marca y ambos dejaron escapar al rival, que después de entrar en el área vio como un golpe de suerte a su pésimo disparo terminaba entrando en la portería de Dos Santos con una trayectoria imparable. El Atleti B no cesó la búsqueda del gol y lo encontró en las piernas de Óscar Clemente, que remató de zurda el empate tras un gran centro de Manu Sánchez. Cuando todo se encaminaba al descanso, un forcejeo entre Mikel Carro y el delantero visitante terminó en penalti. Unos minutos antes, Nacho había tenido un remate a bocajarro que envió fuera, después de que Mikel perdiera el duelo contra su rival.

La segunda parte repitió el dominio rojiblanco, aunque la Peña Deportiva puso tierra de por medio a la salida de un córner y terminó por significar el 1-3 final. Cabe destacar el debut de Mario Soriano en reemplazo de Juanma Sanabria y tuvo alguna acción destacada en la conducción.

Con esta derrota, el Atleti B suma los únicos tres puntos del primer partido de Liga en la visita al Marino de Luanco.

Comments

comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.